Mendoza Mendoza
domingo 16 de octubre de 2016

"Los nuevos modelos de lectura implican un retroceso"

La especialista en Educación de la UNCuyo Susana Ortega criticó los cambios que implementará la DGE. Afirma que el atraso lector de los chicos de 3º grado es de 2 años, porque se les ha enseñado que memoricen palabras

"Nuestros alumnos no están un año atrasados, tienen un atraso lector de dos años porque las gestiones anteriores aplicaron métodos globales en donde se aprendía a partir de memorizar palabras. Por eso cuando a los niños se les propuso palabras que no conocían no podían leerlas. Lo preocupante es que el modelo de lectura por etapas que pretenden aplicar desde el próximo año se convalidó en 1937 y no son otra cosa que un retroceso, con lo cual será muy difícil revertir esto", analizó desde la vasta experiencia que atesora Susana Ortega, magister y profesora de Alfabetización y Didáctica en Lectura y Escritura de la Facultad de Educación de la UNCuyo y coordinadora de la cátedra Unesco para la Lectura y Escritura en América Latina.

A su entender lo que se reveló en el operativo de "Mendoza evalúa para aprender" fue la consecuencia de la "mala" decisión de la gestión anterior de implementar lo que llamó unidad pedagógica, que concebía a primero y segundo grados como uno solo, por lo que no se hacía repetir al niño que no leía en primero y no había malas notas, sino que se dejaba la libreta abierta. "La idea era que el chico no perdiera un año por repetir, pero resulta que con los métodos globales que se implementaron les hicieron perder dos años", apuntó.

Pero más allá de ese desacierto del pasado que, según marcó, incluyó implementar los libros Mendoza lee y escribe y Todos pueden aprender, esta gestión volvió a perder tiempo evaluando a los alumnos de tercero y séptimo grados recién en agosto para tener los resultados en octubre, "porque eso implica perder un año más. Ahora lo que se vaya a hacer se implementará recién desde el año próximo".

Usarán un método de 1937

Ante tamaño panorama, las autoridades de la Dirección General de Escuelas están obligadas a implementar metodologías que favorezcan la alfabetización temprana y redunden en mejoras en la lectura y escritura inicial.

Sin embargo, según Ortega –fue consultada por el mismo Jaime Correas– en la mesa de Celia Chaab, directora de Evaluación de Calidad Educativa, está un método revalidado por el educador y alfabetizador estadounidense William S. Gray en 1937.

"Es un modelo que se difunde en 1908 y que entiende que de primero a tercer grados los chicos tienen que hacer decodificación, entre 4º y 5º comprensión literal y recién después avanzar a la interpretación de lo que está implícito en el texto. Esto es un gran retroceso y con estos métodos creo que va a ser muy difícil revertir la situación que se detectó", apuntó la profesora, que además asegura poder probar con los chicos de Nivel Inicial de la escuela Carmen Vera Arena que salen de la sala de 5 años leyendo, y que se puede comenzar con la lectura comprensiva desde los 4 años.

A su criterio, la solución del retraso lector podría estar en proponerse desarrollar la conciencia fonológica del niño (ver aparte) que le permitirá hacer la correspondencia entre el grafema y el fonema.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas