Mendoza Mendoza
domingo 28 de febrero de 2016

Los Félix disolvieron su sector en prenda de unidad

En su primer acto luego de la derrota, los referentes del peronismo sureño decretaron el fin de Integración Peronista. En la convocatoria, que congregó a unas 1.500 personas, se planteó la necesidad de una "oposición constructiva"

La citación a indagatoria a la ex presidenta Cristina Fernández en la causa por la venta de dólar futuro, la fractura en el bloque de Diputados del Frente Para la Victoria y la dificultad para llegar al 8 de mayo con una lista de unidad son parte del complejo presente del justicialismo en el país.

En virtud de este panorama, los hermanos Omar y Emir Félix disolvieron ayer oficialmente Integración Peronista, el sector del peronismo local que lideraban los sureños.

Lo hicieron en medio de un encuentro partidario en Godoy Cruz, convocado para redefinir el rol opositor que hoy le toca transitar al PJ.

"Las estructuras internas del partido, como están en hoy, cumplieron una etapa. Tiene que haber espacios más grandes y participativos. Debemos circular por una avenida más ancha", dijo Omar Félix, quien definió a la disolución de su estructura como un "gesto hacia la militancia", que según él no debe estar en las sedes partidarias, sino en los barrios y en las calles, ayudando a los más afectados por las medidas económicas de Cambiemos.

El impacto de las políticas que vienen implementando el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, fue uno de los puntos sobre los que discurrió la convocatoria, en la que participaron unas 1.500 personas, entre dirigentes, militantes, gremialistas y referentes de otros sectores.

Raúl Mercau, ministro de Economía durante la gestión de Celso Jaque, fue el encargado de abrir el encuentro con un diagnóstico económico.

Aportar soluciones e ideas

"La mayor preocupación es cómo afectan estas medidas a los asalariados. Pero es demasiado pronto, hay que darle tiempo al Gobierno y eso es lo que opina la gente. No vamos a atarles las manos ni al Presidente ni al gobernador. Queremos que les vaya bien a Macri y a Cornejo, porque si les va mal, nos va a ir mal a todos. Hay que aportar soluciones e ideas".

Hubo otros temas, entre ellos la crisis vitivinícola, que se abordaron en las casi cuatro horas que duró el acto.

Por La Corriente dieron el presente Carlos Ciurca y Guillermo Amstutz, y Guillermo Elizalde, por el peronismo "independiente".

Desde el recientemente conformado Partido para la Victoria, integrado por legisladores como Anabel Fernández Sagasti y Guillermo Carmona, enviaron adhesiones y la presencia de militantes.

Las ausencias más notables fueron las del sector Azul (Adolfo y Alejandro Bermejo y Jorge Omar Giménez, entre otros).

Fuente:

Más Leídas