Mendoza Mendoza
viernes 19 de mayo de 2017

Los enviados de el Vaticano han hablado con una sola víctima

Explicaron que quieren llegar a la verdad y detallaron que por más denuncias que tenga un sacerdote, si se comprueba un solo abuso, es "condenado" por la Iglesia.

Dante Simón y Juan Martínez son los enviados por el Vaticano para investigar, dentro del derecho canónico, todo lo sucedido en el instituto Próvolo.

Simón habló ante los medios mendocinos y dijo que deben concentrar "toda nuestra atención porque hay víctimas menores y vulnerables, entonces la Iglesia tiene especial dedicación para proteger y ser la voz de estos menores damnificados, en una situación tan tremenda como puede ser el abuso por parte de sus ministros sagrados. Queremos llegar a la verdad hasta las últimas consecuencias".

El enviado de El Vaticano explicó: "A nosotros se nos ha encomendado la tarea de investigar. La investigación no tiene un límite preciso como los pasos fatales de un proceso. Demora en cuanto podamos llegar lo más cerca o a la verdad misma de algunos de los hechos. Hasta estos momentos solo hemos llegado a una sola víctima".

Luego aclaró: "Un sacerdote tiene muchas denuncias de abuso, pero si sólo se comprueba una, tiene que ser condenado de acuerdo a la legislación de la iglesia.
Finalmente Simón detalló que "cuando termine la investigación llevaremos los resultados a la Santa Sede y ahí se determinará si dicta la pena inmediatamente o manda a proceso penal administrativo judicial. Podría, con las actas y nuestro informe aplicar la pena que puede ser temporal o perpetua, en este último caso interviene directamente el Santo Padre".
Fuente:

Más Leídas