Mendoza Mendoza
domingo 20 de agosto de 2017

Los dinosaurios no pasan de moda para el Día del Niño

Una misteriosa atracción sienten los pequeños por esos animales que se extinguieron hace 65 millones de años.

Los científicos evolucionistas concuerdan en que los dinosaurios desaparecieron de la faz de la Tierra hace 65 millones de años como consecuencia del impacto de un meteorito gigante que arrasó con las especies vivas. Lo cierto es que pese a su antigüedad y extinción, estos vertebrados terrestres que fueron los reyes del planeta al final del Cretácico no pasan de moda. Ahora son los reyes de la diversión infantil.

Siguen siendo famosos entre los niños, que sienten un misterioso interés y atracción por ellos. De hecho, estas criaturas, evocadas por la cultura en museos, espectáculos, enciclopedias, películas, dibujos animados y videojuegos, fueron reincorporadas mediante el mercado en forma de juguetes. Actualmente hay de todo tipo y modelo y resultan ser los más solicitadas para el Día del Niño.

En un recorrido por distintos comercios de Ciudad, los empleados entrevistados concuerdan en que todos los años para esta fecha llegan a sus negocios novedades que buscan sorprender a los chicos, pero los dinosaurios permanecen de generación en generación entre los más solicitados. Dicen que son tan pedidos que la industria suele combinarlos con otras propuestas para asegurarse el éxito de venta.

nene niño dinosaurio.jpg

Así, por ejemplo, ahora hay dinosaurios que son al mismo tiempo robot, o bien camionetas que se transforman en estos reptiles gigantes. Los hay articulados, de todas las especies y para coleccionar.
El tiranosaurio rex es la estrella. Su bestialidad y superioridad es lo que más gusta a los niños, que si les dan a elegir el motivo que estampe sus remeras no lo piensan dos veces y señalan la que tenga uno con los dientes más filosos.

Los más pequeños además encuentran en la historia de su misteriosa y repentina desaparición uno de los enigmas más sorprendentes. La curiosidad que les genera los invita a seguir conociendo y tratando de entender qué les pasó. Ahí es cuando las librerías aprovechan para ofrecerles a los padres una lista interminable de opciones que las editoriales diseñaron atentas a la demanda.

Los libreros consultados sueltan una mueca de picardía cuando son interrogadas acerca de textos sobre dinosaurios. Y es que son sus caballitos de batalla ante padres o familiares indecisos. Saben que nunca fallan y que los chicos se abalanzan sobre las enciclopedias y las imágenes a color como si estuviesen devorándose un helado de chocolate con menta granizada.

Testimonios
Gustavo Encina, un paleoartista apasionado por el mundo jurásico, intenta describir el imán que provocan estos seres prehistóricos. "La fascinación por los dinosaurios es inexplicable. Existen diferentes ideas que buscan entender por qué se produce este fenómeno pero creo que básicamente los chicos lo relacionan con grandes monstruos y por eso atraen su atención".

nene niño dinosaurio.jpg
Nahuel tiene 4 años y se sabe el nombre de casi todas las especies. Diferencia a herbívoros de carnívoros.
Nahuel tiene 4 años y se sabe el nombre de casi todas las especies. Diferencia a herbívoros de carnívoros.



"El cine además ha empaquetado una imagen de estas criaturas que es irreal porque no cumple muchas veces con las características que conocemos a través de los descubrimientos científicos, pero ha terminado imponiéndose y dándolos a conocer. Siempre que se realizan eventos con dinosaurios nos preguntamos por qué atraen tanto y hasta ahora seguimos sin respondernos", agregó.

Gael tiene 2 años y su padre cuenta que es fanático del dinosaurio de la película Toy Story. "Le dice Coco, le encanta y se vuelve loco cada vez que lo ve, creo que lo que le resulta simpático es su torpeza y que tenga vida cuando el niño del filme abandona su habitación y deja solos a todos los juguetes. Tiene remeras de dinosaurios y para este Día del Niño nos pidió este juguete", contó Pablo Abeleira.

Bautista, de 3 años, tiene un tiranosaurio rex con el que duerme y que se llama Dino. Su padre señala que se pasa todo el día con el peluche y si no duerme abrazado a él, llora. "A veces se nos ha perdido entre otros juguetes, o no sabemos dónde lo dejó y tenemos que buscarlo para que se vaya a la cama. Lo adora y se nota que es muy feliz con él", relató Nicolás Galuya, su padre.

Nahuel, de 4 años, se sabe el nombre de casi todas las especies y los puede diferenciar entre herbívoros y carnívoros. Aprendió a través de la computadora de su padre. "Hay una versión de la película de Jurassic Park de Lego que ve siempre, infinidad de veces y ahora nos ha pedido que le compremos un dinosaurio de esa serie. Tiene además libros, ropa y juguetes de dinosaurios", dijo el papá, Fabián Gómez.

Eugenia Pavéz comparte que su hijo Nazareno (5) tiene mucho interés por estas criaturas y que por eso están comprándole una colección de revistas en las que aprende todo acerca de sus costumbres, hábitos y características morfológicas. "Para el Día del Niño algún familiar seguro le trae un dinosaurio pero a nosotros esta vez nos pidió un robot", contó la madre.

La historia más entretenida de todas es la de Giovanni Tornatore, que tiene 3 años. A él no le gustan los dinosaurios, va más lejos y se considera uno de ellos. Vanina Garay, su madre, contó que gruñe y ruge e intenta imitarlos y que cuando le preguntan, él dice que es un tiranosaurio. Para los festejos del Día del Niño en el prejardín pidió ir disfrazado como estos reptiles milenarios.

"En su caso le gustan los dinosaurios por transmisión. Desde que era muy chiquito lo cuidaba la abuela y siempre lo entretenía leyéndole y mostrándole libros de dinosaurios. Ahora tiene de todo y sabe de todo acerca de ellos. Libros, rompecabezas, la mochila, la ropa y lo que se te ocurra con estos motivos", describió Vanina, que festejó el último cumpleaños de Giovanni con una fiesta temática sobre los dinosaurios.
Fuente:

Más Leídas