Mendoza - San Martín San Martín
domingo 10 de septiembre de 2017

Los conductores cuestionan la legalidad de las fotomultas

Principalmente cuestionan que el límite de velocidad máxima en rutas nacionales es de 110 kilómetros por hora y que las infracciones deben ser labradas y notificadas en el mismo momento.

Muchos automovilistas cuestionan la legalidad del sistema, a pesar que desde la comuna de San Martín se asegura que todo el sistema cumple con lo reglamentado y está supervisado por los organismos competentes.

Hay dos cuestionamientos principales: que el límite de velocidad máxima en rutas nacionales es de 110 kilómetros por hora y que las infracciones deben ser labradas y notificadas en el mismo momento, con el conductor detenido en el lugar de la infracción y efectuada por funcionario competente.

Hay un modelo de formulario para realizar un descargo y evitar la infracción si se considera que está mal realizada, y en la Municipalidad se sostiene que "todos los descargos se analizan y si corresponde la infracción se deja sin efecto".

El descargo va dirigido al "Señor Juez Primer Juzgado Administrativo Municipal de Tránsito" y, luego de detallar las irregularidades, solicita "se tenga por presentado descargo en legal tiempo y forma. Oportunamente y previo trámite legal, se declare la nulidad del acta y se den por concluidas las actuaciones iniciadas con su respectivo archivo, comunicándome la resolución adoptada".

Del otro lado, la Agencia Nacional de Seguridad Vial "autoriza y homologa la colocación y el uso de radares sobre rutas nacionales de todo el país" e indica qué detalles debe tener la infracción realizada.

Muchas más críticas que aplausos

Sin duda las fotomultas de San Martín han generado más críticas que aplausos. Para la Comuna "indudablemente se paga un costo político, pero cuando se analiza que desde la implementación del sistema no se han registrado accidentes de gravedad por exceso de velocidad en esta parte de la ruta, quizás sea un costo que merece ser pagado", dijo Oscar González.

"Hay que analizar costo-beneficio. Si bien es poco tiempo para realizar una estadística y una proyección, lo cierto es que desde que comenzó a operar el radar los accidentes han disminuido sensiblemente", aseguró el funcionario.

Fuente:

Más Leídas