Mendoza Mendoza
domingo 04 de septiembre de 2016

Los comercios siguen liquidando para salvar la temporada

Los negocios del centro extienden por lo menos dos semanas más los descuentos para tratar de vender un poco más. Dicen que agosto fue el peor mes del año.

"Todo al 50%", "2x1 en pares de invierno", "si llevás dos, el segundo a mitad de precio". Así, las ofertas para tentar a los compradores apabullan la vista de cualquiera que camine aunque sea un par de cuadras por el centro. Los comerciantes apuntan a sostener la liquidación para vender lo último que les queda en los próximos días y salvar la temporada.
En los negocios, coinciden en que agosto fue el peor mes del año y temen que con el cambio de temporada, cuando pongan a la venta los productos con los nuevos precios, las ventas caigan aún más. "Cuando arranque la temporada nueva y tengamos que poner los precios actualizados, no vamos a vender nada", se lamentó Claudio, de un local de ropa de hombre en la calle Espejo.
"Este mes ha sido durísimo", dice sin vueltas, Florencia, vendedora de Sólo mi Alma, un negocio de ropa de mujer en la calle 9 de julio. Ahí, como en casi todos los comercios de venta de indumentaria y calzado, la liquidación comenzó hace casi un mes y medio y se extenderá por lo menos dos semanas más en busca de terminar de sacar el remanente de productos de invierno. "En general agosto es muy malo, pero este año se nota muchísimo la caída de las ventas. Hay muchas clientas que aprovechan y compran para que ya les quede para el año que viene", agrega. En este local un par de botas, por ejemplo, pasó de costar $1.600 a $850.
En India Style, otro local de ropa de mujer, comenzaron la liquidación el 15 de julio, es decir, hace un mes y medio. Tienen todo con descuento del 50% en todos los productos, desde ropa hasta bijouterie. "La verdad es que ha estado todo muy complicado, ha sido más difícil la segunda parte del año que la primera. Nosotros sobrevivimos porque somos una marca que ya es conocida y nos manejamos con la clientela de siempre", comentó Natalia, vendedora de este comercio.
Un dato que da cuenta de la necesidad de vender de los comercios de indumentaria, es que a diferencia de otras temporadas, esta vez los descuentos corren igual si se paga con efectivo, débito y con tarjetas de crédito hasta en tres cuotas.
"No se vende. Agosto ha estado muy difícil, el primer semestre fue mejor porque todo estaba estabilizado, pero ahora va todo en caída", contó Francisco, de In Crescendo, en calle Rivadavia, donde tienen todo el calzado a 2x1 y rebajas del 20% y 30% en la vestimenta de invierno. El problema que tienen los negocios de ropa de niños es que los padres no se animan a comprar por anticipado para otras temporadas por temor a no elegir bien el talle.
"Llegó mucha ropa nueva, pero también tenemos el problema de que el tiempo no ayuda para nada", agregó Francisco.
Para el vendedor otro de los problemas que produjo una fuerte caída en las ventas fue que los mendocinos eligen irse a Chile para comprar. "Eso nos destruyó, porque la gente busca precio, ya no se fijan en las marcas", aseguró el vendedor. Puso como ejemplo un par de zapatillas con luces para un niño de unos seis años que en Mendoza cuestan $1.020 y en Chile pueden conseguirse por $300 o $400.
En Hormagrand, un negocio de calzado para mujer, sostendrán la liquidación hasta terminar con los pares únicos que les quedan. "Agosto ha sido muy difícil, pero junio y julio fueron los peores del año. Los clientes sólo compran lo que necesitan", contó Exequiel.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas