Mendoza Mendoza
martes 21 de junio de 2016

Los comercios de la Arístides Villanueva salieron a la calle para tentar al consumidor

En el Día de la Bandera se montó una feria donde se ofrecieron ropa y accesorios con descuentos.

El día soleado calzó perfecto para la Feria Arístides, una propuesta comercial y gastronómica que aprovechó el Día de la Bandera y ya tiene fecha, patria también, para una nueva edición: el 9 de julio.

La primera de estas propuestas se realizó el 25 de mayo, es decir que en principio la idea fue hacerla los días de festejo patrio, aunque por la buena cantidad de gente que convoca los organizadores ya piensan hacerla más asiduamente.

Desde las 11, la cara de la emblemática avenida cambió su típico perfil de bares y restoranes por otro más variado debido a las ofertas de indumentaria que se pusieron a la vista de todos, en percheros colocados en la vereda.

Descuentos para todos
A $200 se podían conseguir remeras, faldas, abrigos y pulóveres, según el modelo y la textura.

Otros comerciantes sacaron a la calle productos reciclados, vinilos, mates de madera pintados, plantas y macetas decoradas, entre otros, a buen precio.

También se sumó una oferta inusual de la zona: libros y antigüedades, que captaron por igual la atención de turistas y mendocinos.

Mesones completos de publicaciones se ofrecían de $30 a $250 y objetos antiguos a partir de los $50.
Los artículos se mezclaban con el aroma a locro que salía de los restoranes, algunos de ellos hasta con degustación de vino incluido.

Los carteles que invitaban a almorzar ofrecían un menú patrio con vino desde $150.

Los amantes de las cervezas pudieron deleitarse con un stand donde se vendían cervezas importadas a $60, y artesanales desde $20.

Otros bares ofrecían clericó, pan casero y hasta pizzas hechas en cocinas improvisadas en la vereda.
No faltaron los mimos y los zancudos que animaban a los tímidos mendocinos que se acercaban más cerca del mediodía a la arteria famosa por la movida nocturna destinada, sobre todo, a los jóvenes.

Balance positivo
"La idea es que la Arístides se convierta en un paseo de compras, con una oferta variada. Por ejemplo, tenemos desde anticuarios, libros, indumentaria y hasta chefs que cocinan en la vereda", dijo a Diario UNO Fausto Manrique, vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros, Gastronómicos y Afines (AEHGA), uno de los organizadores junto con la Municipalidad de la Ciudad y la Cecitys.

En total adhirió a la iniciativa el 85% de los locales, tanto gastronómicos como aquellos que veden ropa, accesorios, indumentaria deportiva, artesanías y otros productos.

"Fueron unos 70 locales los que se sumaron, más de los que tuvimos para el 25 de mayo. Esto es alentador, ya que calculamos que asistieron cerca de 5.000 personas. Lo que queremos es reactivar el consumo de una manera distinta, y tratar de que esta arteria no solamente se identifique con la gastronomía sino también con una oferta variada de comercios", destacó el referente de los gastronómicos.

La propuesta apunta a ser una especie de paseo similar a San Telmo o Palermo.

En definitiva, una buena idea para reactivar el consumo, ya que en esa arteria de la Quinta Sección actualmente se pueden ver varios locales cerrados.

ecos.jpg


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas