Mendoza - Cataluña Cataluña
domingo 08 de octubre de 2017

Los catalanes de Mendoza están atentos y preocupados

La mayoría de los que viven en la provincia están de acuerdo con el referéndum. Otros están expectantes, Son más de 500 en la provincia

En la comedia española Ocho apellidos catalanes, Koldo es un vasco que tiene un solo objetivo: impedir que su hija se case con Pau, un catalán que le ofrece matrimonio y además busca contentar a su abuela diciéndole que se casará en la República Catalana, recién independizada. Hoy, dos años después de estrenada esta película, esa mentira podría convertirse en una gran realidad, ya que mañana se valorarán los resultados del referéndum del domingo pasado y se espera la declaración unilateral de la independencia de Cataluña.

Visto desde Mendoza, a 14.000 kilómetros de distancia, los catalanes que viven en esta provincia ven con expectativas lo que pasará en este nuevo escenario.

Según el Consulado de España, en Mendoza hay 556 catalanes inscriptos como residentes.
Uno de ellos es Juan Víctor Collado Fábrega (58), empresario gastronómico, hijo de catalán y con ciudadanía española. Su padre vino después de la Guerra Civil, a los 21 años. Se casó con una argentina y fue comerciante. "He viajado un par de veces a Cataluña. Nosotros no podemos opinar mucho. Lo malo es que hay diferentes opiniones y dentro de las familias están discutiendo, enojándose, y eso no es bueno", se lamentó. También señaló que el tema de la independencia de la comunidad catalana "viene desde hace muchos años, y creo que lo que mejor es opinar desde allá. Ellos son los que viven este momento histórico", dijo el hombre con ciudadanía española y argentina.

La brecha española
Cristina Casado (41) es licenciada en Filosofía recibida en la Universidad de Barcelona, ciudad donde nació. "Me enamoré de mi esposo en 2001, me vine a Mendoza y hoy tenemos dos hijos", dijo la mujer de padres andaluces y un hermano que vive en la ciudad condal.

A Cristina hace un tiempo le entusiasmaba la idea de volver a vivir con su familia en su tierra, pero la situación "está bastante complicada actualmente".

En este sentido, comentó que los sentimientos independentistas de Cataluña no son de ahora, "sino desde hace siglos. Cataluña existía mucho antes que el estado español. Creo que las fuerzas políticas están usando este sentimiento catalán, armando todo este lío de querer reprimir en el referéndum. Hay una intencionalidad del gobierno de utilizar esta situación", dijo.

Relacionó la famosa grieta que existe en Argentina con lo que actualmente pasa en España.
"Desde acá lo vivo con preocupación porque considero que estamos al borde de un conflicto bélico. Los procesos de independencia nunca han sido muy amables", expresó Casado.

Doble sentimiento
Xavi Jordana (47) es otro de los catalanes (nació en Barcelona) que viven en nuestra provincia. Hace 19 años y luego de varios viajes por diferentes lugares del mundo eligió Mendoza para vivir. "Vine porque me apetecía conocer un poco el mundo y vivir en otro lado. Hoy me siento tanto catalán como argentino. Mi sentimiento de identidad está dividido", comentó el ingeniero químico.

"Es emocionante para mí lo que se vive hoy en Cataluña. Nunca me he sentido español y esto es un momento histórico que disfruto. El referéndum es el principio", expresó el joven declarado independentista.

"Cataluña tiene siglos de historia, con una lengua y cultura propias que hasta 1714 tenía sus instituciones de autogobierno. Hoy el referéndum dijo que sí: ademas de recuperar la soberanía, que no es poco, es poder manejar nuestras propias finanzas", opinó Xavi, que vive con alegría y emoción lo que ocurre en su patria.

Gustavo Puigdengolas (46) tiene ciudadanía española heredada por su abuelo. Vive en Mendoza y es empleado del sector financiero. "Cataluña tiene un reclamo de muchos años y siempre hubo una profunda intención al diálogo. Esa convivencia dentro del estado español no ha sido fácil", comentó.

También opinó que hay una gran demanda de la sociedad catalana de ser escuchada y atendida.

Además rechazó de plano los hechos de violencia del 1 de octubre durante el referéndum, "donde el Estado español es el responsable de todo lo que sucedió ese día. Lo único que han logrado es sumar fuerza al independentismo".

Fuente:

Más Leídas