Mendoza Mendoza
domingo 16 de julio de 2017

Lo que faltaba: ahora está de moda aspirar cacao como energizante

La práctica es furor en Europa y en Estados Unidos y se propaga. No se descarta que llegue a nuestra provincia. Especialistas alertan sobre los riesgos que implica para la salud, ya que puede dañar el sistema respiratorio

Un submarino caliente en pleno invierno, un chocolate con almendras para ver una película o directamente Chocolat, la película que protagonizan Juliette Binoche y Johnny Depp.

En todos los casos el denominador común es el cacao, que es como un sinónimo de placer, de manjar.

Pero no conforme con eso, desde Europa se las ingeniaron para que el cacao tome un ribete inesperado y pase a ser sinónimo de energizante.

Aspirar cacao en polvo como si fuese cocaína. Esa es la nueva moda en Europa con proyección mundial, ya que se propagó rápidamente a Estados Unidos y amenaza con llegar a los demás países. Ya hay alerta en Mendoza por este tema.

Los norteamericanos ya lo pueden conseguir como un producto más, como si fuese una golosina.
Coco Loko se llama y es furor entre los jóvenes, por la energía eufórica que provoca.

Lo cierto es que al mismo ritmo que se contagia la fiebre por este nuevo energizante, incrementan las alarmas por sus riesgos.

cacao.jpg

Sergio Saracco, toxicólogo, explicó que "el cacao, al igual que el café, es una sustancia estimulante. Y basado en eso se hace cualquier locura. Es una práctica peligrosa para la salud, que puede traer complicaciones y problemas serios para la función respiratoria".

Los pulmones están diseñados para que les ingrese aire y materia orgánica, explicó Saracco.

Aspirar cacao puede traer como consecuencia infecciones a nivel pulmonar, sea cacao puro como lo que venden en los Estados Unidos o el chocolate en polvo para preparar una leche chocolatada.

Este tipo de tendencias se inscribe en la lista de prácticas peligrosas que protagonizan especialmente los jóvenes, como ponerse alcohol en un ojo o en un tampón para introducirlo en la vagina.

"Es cierto que el alcohol se absorbe más rápido por la mucosa ocular o vaginal, pero eso conlleva muchas complicaciones. Si te inyectás café endovenoso es estimulante. Pero obviamente no lo vas a hacer porque vas a terminar con un terrorífico daño. Con el cacao pasa lo mismo. Hay que alertar el peligro de eso", agregó Saracco, jefe del Departamento de Toxicología de Mendoza.

aspirar cacao 1.jpg


Otra mirada
Esnifar cacao como lo hacen los alemanes para ir a una fiesta es algo que se puede abordar tanto desde el punto de vista médico como social.

Nancy Caballero, psicopedagoga, puso el acento sobre la necesidad de experimentar todo que tienen en especial los adolescentes.

"Hay que preguntarse por qué siempre aparecen prácticas como esta. ¿Qué nos está pasado como sociedad que estamos dándoles a los chicos semejante vacío existencial? Por eso está esa idea de experimentar todo, de no poder hablar de algo si no lo hicimos. Esa es una idea absurda", dijo Caballero.

"Si el objetivo –agregó la especialista– es aumentar las dopaminas o estimularse, hay muchas otras formas que son sanas y sirven, como escuchar música, salir a correr. Hay que ser críticos con esto que pasa".
Fuente:

Más Leídas