Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 05 de junio de 2016

Llegaron las secuelas del escándalo por la película porno en San Martín

El escándalo de la película triple X prácticamente internacional terminó en una renuncia y una reorganización en San Martín.

El escándalo de la película triple X prácticamente internacional terminó en una renuncia y una reorganización en San Martín.

Lo que ocurrió a primera hora de la noche del domingo 22 de mayo quedará en el anecdotario de la ciudad del Este de Mendoza, del país y pasó a ser un mundo insólito para el resto del mundo.

A pesar del frío, había muchas familias en la plaza seca del Paseo de la Patria. De pronto, en la pantalla gigante, donde se proyectan normalmente películas para todo público, apareció una película condicionada, XXX. Mientras los padres trataban de que sus niños no vieran las imágenes, otros intentaban dar el alerta. Fueron 10 minutos interminables, hasta que finalmente se logró quitar la proyección.

Se habló de un posible hackeo del sistema y se realizaron especulaciones similares. Pero el episodio tuvo un motivo mucho más simple: el operador había colocado en el sistema de la computadora un video porno, que él miraba en la pantalla de la PC mientras en la plaza se proyectaba otra, para niños. De pronto tuvo que dejar su puesto, por un llamado personal. Cerró la puerta, pero se olvidó de que había dejado el video porno cargado. Cuando concluyó la película infantil, el sistema disparó automáticamente el video XXX.

En los días siguientes, el operador, acuciado por el escándalo y ante el enojo hasta del mismo intendente Jorge Giménez, decidió renunciar.

El episodio provocó una reorganización general. Se decidió realizar un mantenimiento general del sistema y pasarlo a la órbita de las áreas de Prensa y de Cultura de la Municipalidad. "Se está trabajando para organizar una programación general de la pantalla, como si fuera un canal de TV", dijeron desde la comuna.

Originalmente, cuando se inauguró el Paseo de la Patria se había realizando un interesante aprovechamiento del sistema, con películas nacionales, documentales y días de cine de distintos países, con el objeto que el lugar se convirtiera en un paseo cultural.

Ahora, después del escándalo, se pretende regresar a aquella organización original. No hay mal que por bien no venga, dicen.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas