Las cuotas de préstamos hipotecarios bajarán entre 10 y 15 por ciento

Es por una ley que reduce la tasa de interés de ese tipo de créditos, lo que permite que se achique la alícuota de Ingresos Brutos.

La reciente sanción de la ley en Mendoza que disminuye las tasas de interés de los créditos hipotecarios abre expectativas en el mercado local porque reducirá entre 10% y 15% la cuota mensual del crédito.

La rebaja se producirá porque disminuyó la alícuota sobre los Ingresos Brutos en los contratos de crédito hipotecario destinados a la compra de vivienda única y de ocupación permanente.

La ley aún no ha sido promulgada y está a la espera de ser reglamentada por el Poder Ejecutivo, pero aunque se demore la reglamentación, desde el momento en que entre en vigencia los tomadores de crédito se verán beneficiados por la rebaja, aunque tengan el crédito otorgado y ya lo estén pagando.

El beneficio se consiguió tras la sanción que dio el Senado provincial a la iniciativa propuesta por el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri.

La medida reduce el porcentaje que se paga por Ingresos Brutos cuando el tomador del crédito comienza a pagar la cuotas.

Ya hay varios bancos a nivel nacional que comenzaron a aplicar la medida. Para esto, primero las provincias tienen que sancionar una ley para poder darle aplicación. La primera provincia que avanzó en este sentido fue Buenos Aires, por eso ya hay varias entidades bancarias que lo están poniendo en práctica.

Los primeros bancos que avanzaron son el ICBC y el Santander Río, y luego se sumaron el Ciudad –es el banco oficial de la Ciudad de Buenos Aires y tiene una sucursal en Mendoza– y el Banco Francés, consolidando la tendencia de abaratamiento de los créditos a partir del alivio impositivo.

Así, a partir de la nueva norma, la tasa nominal anual de los préstamos hipotecarios a tasa fija, variable o combinada se reduce, en promedio, tres puntos porcentuales, con un máximo de hasta cinco puntos, según la línea. En el caso de los créditos hipotecarios nominados en UVA (unidad de valor adquisitivo), la tasa fija se reduce medio punto porcentual, de 5,9% a 5,4%. Como resultado de este recorte, las cuotas mensuales se abaratan en promedio 10% y 15%.

Por ejemplo, en el caso de un préstamo de $1 millón, otorgado a 30 años de plazo por la línea en UVA, la cuota se reduce a un monto mensual de $5.642, cuando sin beneficio pagaría aproximadamente $6.200.

Demoras para otorgar créditos
La rebaja en el pago de Ingresos Brutos es un buen aliciente que está alentando al mercado de créditos hipotecarios que se empezó a mover a partir de la salida de las líneas UVA.

Este es un sistema ideado por el Banco Central que indexa las cuotas de acuerdo al índice de inflación y a los incrementos salariales dispuestos en paritarias. El mecanismo da garantías de que las cuotas no se disparen y terminen resultando impagables, por lo tanto, son muchas las consultas que han recibido los bancos.

Pero el gran inconveniente que aún se sufre en Mendoza son las demoras que tiene el otorgamiento del crédito desde que se solicita hasta que efectivamente se aprueba.

"Este es el principal inconveniente que hoy tienen los créditos hipotecarios –sostuvo Miguel Astorga, el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios– las demoras van desde un mínimo de dos meses, hasta un máximo de cuatro meses. En el caso de que el solicitante tenga la propiedad elegida el otorgamiento tarda unos dos meses, pero si aún no tiene elegida la propiedad que quiere comprar el tramiterío se extiende hasta cuatro meses".

"Esto termina desalentando las operaciones porque en muchos casos los vendedores no quieren que el comprador pague con un crédito porque tienen que dejar la propiedad inmobilizada durante meses. Siente que se pierde la posibilidad de venderla más rápido y si la dejó reservada, pide más plata al momento de venderla", explicó el presidente.

"Hemos mantenido reuniones con los bancos para solicitarles que se reduzca el papeleo administrativo. Sólo para hacer la tasación de la propiedad se demoran 20 días. Es fundamental que esto se solucione. En Buenos Aires no tienen este problema, pero en el resto del país, sí", se lamentó Astorga.

"La burocracia del sistema ha hecho que en Mendoza haya muy pocos créditos otorgados hasta el momento. Si bien se habla mucho y se han dado cifras a nivel nacional de los montos otorgados en créditos, en su gran mayoría corresponden a Buenos Aires, donde los trámites son más rápidos", amplió el dirigente.

-Ejemplo. Con la reducción de la alícuota de Ingresos Brutos por cada millón de pesos prestado actualmente se pagan $5.642, mientras que sin la reducción pagaría aproximadamente $6.200.
-Es ley. La ley provincial fue sancionada hace pocos días, ahora debe ser promulgada y reglamentada por el Poder Ejecutivo para que entre en vigencia.
Fuente:

Más Leídas