Mendoza - Enrique Vaquié Enrique Vaquié
jueves 24 de marzo de 2016

Las buenas intenciones no alcanzaron: no hubo acuerdo entre Mendoza y San Juan por el mosto

Tras 21 años de respetar el marco general establecido por ley, ahora cada provincia tomará su camino.

Las buenas intenciones de los gobiernos y las cámaras de la industria vitivinícola no bastaron para cerrar el acuerdo entre Mendoza y San Juan para elaborar mosto, y tras 21 años de respetar el marco general establecido por ley 6.216 en 1994, cada provincia tomará su camino. Mendoza destinará el 20% de la cosecha a la elaboración de mosto ( tal cual indica la norma ante escenarios como el actual donde falta el consenso); y como incentivo a la diversificación, equiparará por cada litro de vino exportado, un litro de mosto elaborado, si se trata de vino a granel, y un litro de mosto por 1,5 litro de vino si es fraccionado.

Además, dejará afuera de la obligación de hacer mosto, a todos los productores que tengan pérdidas del 50% de la cosecha por granizo, heladas o enfermedades de la vid.

Según se explicó en conferencia de prensa, el traspié fue originado porque desde San Juan insistieron en dejar de lado otras herramientas de diversificación, como la exportación de vinos. En este punto, el ministro de Infraestructura, Energía y Economía de la provincia, Enrique Vaquié, resaltó que "no se le puede pedir a una sola herramienta, como el porcentaje de mosto, el mecanismo para hacer sustentable a toda la industria vitivinícola, cuando hay otras cosas por hacer".

De todos modos, tanto él como Juan Carlos Pina, de Bodegas de Argentina, Sergio Villanueva del Fondo Vitivinícola, Sergio Colombo de la Cámara de Elaboradores de Mosto, Juan Carlos Ubriaca de la Asociación de Viñateros, le quitaron dramatismo a la falta del acuerdo anual, ya que aseguraron que será una oportunidad para replantear un nuevo marco general que contemple los cambios que sufrió la actividad durante estos años.

Vaquié comentó que hubo varios encuentros, donde el acuerdo parecía que iba a llegar. Uno de ellos, tras los festejos de la Vendimia. El funcionario contó que "nunca se terminó de discutir bien, ellos querían el 24% de mosto, y nosotros queríamos 21%. La discusión es que ellos, a pesar de que se quejaron mucho de que Mendoza sacaba un decreto propio de incentivo a las exportaciones, no lo quisieron incluir en acuerdo 2016, porque la Cámaras estaban en contra. Durante el Carrusel tuvimos una reunión con la Cámaras de San Juan y ellos no se manifestaron en contra. Tuvimos un segundo papel y luego siguieron insistiendo en que no querían el porcentaje de mosto, y las otras medidas".
En el fondo, también quedó en evidencia la necesidad de poder hacer un pronóstico de cosecha, libre de toda sospecha en cuanto a sus precisiones, ya que año tras año, el INV es cuestionado por las predicciones que ofrece, para luego establecer un precio de la uva. En ese camino, está la idea de hacer un pronostico por varietales y por zona, que aún está en desarrollo.

Pero además, hay una visión distinta entre ambas provincias sobre la política vitivinícola. Villanueva, del Fondo Vitivinícola explicó que "San Juan tiene derecho a tener su propia política vitivinícola, pero si ves los resultados, hace un década se decidió hacer exportaciones de vino -y esto acordado con las cámaras del mosto- porque no pueden ellos absorber todo". Son dos visiones distintas, no se puede pensar que exportar para Mendoza es prohibitivo, porque San Juan hace mosto"

En tanto, Pina de Bodegas de Argentina, estimó que " este año, salimos de esta forma, porque no estamos discutiendo si el 30 o el 35%, sino cerca del 20%. Es decir, no es una catástrofe, como industria claramente esto no es bueno, pero tenemos un año para poner en la mesa la oferta nacional, dada por Mendoza y San Juan, y ver cual es la demanda de mosto, de pasas, de botella, exportaciones, y ahí ver como nos manejaremos, de acuerdo a esa demanda, esa será la nueva herramienta".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas