Mendoza - Francisco Pérez Francisco Pérez
domingo 28 de agosto de 2016

Larga espera por un jardín y una escuela en el Este

Es al oeste de la ciudad de San Martín. Las obras del establecimiento para los más chiquitos se retomaron tras cuatro años. La primaria ya ha sido licitada.

Después de estar cuatro años paralizada, reactivaron la construcción de un jardín de infantes nucleado. Durante el abandono la obra fue saqueada y se llevaron aberturas, rejas y hasta caños y parte del piso. Los padres de los barrios ubicados en el noroeste de la ciudad de San Martín, aguardan aún que se inicie la construcción de la escuela primaria, ya licitada. Esta es una necesidad que trascendió las gestiones de los gobernadores Cobos, Jaque y Pérez. Esta es la zona de San Martín que más ha crecido y la población aumentará aún más dentro de poco, cuando se inaugure el complejo habitacional del Procrear, sobre ruta 7, con 400 nuevas familias.

Al oeste de la ciudad, donde en los '70 se construyó el emblemático barrio San Pedro quedó un gran predio baldío que el plan original tenía destinado para edificios estatales y espacios públicos. El principal y más importante, era el de escuela y jardín de infantes teniendo en cuenta la necesidad que tendrían los nuevos barrios.

En marzo de 2009, con las dos escuelas más cercanas colapsadas y sin proyectos definidos, la gestión de Celso Jaque decidió alquilar dos casas en el Mebna para dar una solución provisoria. Primero, con fondos municipales, se alquiló la casa 25 de la manzana O para que comenzara a funcionar la escuela 1-718 Maestra Rural Ana María Castillo. Luego se alquiló la casa vecina. Hoy, en esas dos viviendas, funcionan dos salas de 4 años y dos de 5, más los siete grados de primaria que tienen 160 alumnos.
A fines de la gestión Jaque, en ese baldío en el que todavía crecen los eucaliptus plantados por la familia Von Der Heyde a comienzos del siglo XX, comenzó a construirse el primer edificio para contener al Jardín de Infantes Nucleado 0-109 Tomás A. Lancellotti. Fue una primera etapa, que se concluyó en la primera época de la gestión de Francisco Pérez y que se ejecutó con fondos nacionales.

Pero luego, las licitaciones para concluirlo y comenzar a levantar el edificio de la escuela primaria, quedaron truncas ya que los oferentes hicieron propuestas muy por encima del presupuesto oficial. Y todo quedó paralizado.

Hace tres semanas, cuando ya los chicos que ingresaron a 1º grado en la gestión Jaque están en 1º año de la secundaria, se reactivó la obra del jardín de infantes después de que lograra completarse con éxito la licitación de la última etapa, que tiene un presupuesto de casi $4 millones financiados por el BID y un plazo de ejecución de 7 meses.

Ahora, para evitar nuevos robos, la obra tiene sereno y el primer paso es completar el cierre perimetral.
El cartel de obra, dice que fue reactivada hace tres semanas y que debe estar concluida dentro de 7 meses. y que es parte de un plan nacional: "Programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la Equidad Educativa".

El mes pasado dos empresas se presentaron para ofertar en la licitación para la construcción del edificio de la escuela primaria 1-738. Las propuestas serán resueltas en Buenos Aires.

Pero hasta hace poco, después de tantos años de espera y de reclamos especialmente de los padres, en la escuela no había demasiado optimismo sobre el inicio de la obra. "Los padres son y siempre han sido los más preocupados. Los docentes somos relativamente nuevos, pero ellos son los que han debido soportar que sus hijos estén en un lugar que no es apto para que funcione una escuela", contó una maestra.

A pesar de que las casas fueron adaptadas lo mejor posible, es evidente que el lugar no cumple con las condiciones indispensables. Pero dicen que el hombre se adapta y aquí parece confirmarse esa regla. Un ejemplo: La comunidad educativa llama SUM (salón de usos múltiples) a la cochera de una de las casas. Otro ejemplo: la mayoría de las clases de Educación Física se dan en la plaza del barrio Mebna.

Para peor la zona pronto tendrá más necesidades. Dentro de unos meses se terminará el complejo habitacional que se está construyendo en Ruta 7 y carril Costa Canal Montecaseros. Habrá 400 nuevas familias y la escuela y el jardín más cercano serán los que funcionan en las casas alquiladas, salvo que las obras se concreten rápidamente.

"Nosotros ya hicimos todo lo que hemos podido. Hablamos con todos los gobiernos que han pasado. Y acá estamos, esperando", dijo un padre, más resignado que quejoso.
Fuente:

Más Leídas