Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 07 de septiembre de 2017

La variante Palmira¬≠-Agrelo ser√° realidad tras a√Īos de estar en la mente de muchos

El objetivo es evitar que el transporte de carga ingrese al Gran Mendoza y que se concentre en el corredor internacional.

Años de estar en proyectos, y en la mente de muchos, como alternativa logística. Ahora, en este septiembre complejo y convulsionado, finalmente salió a licitación la variante Palmira–Agrelo (Luján), una vía que tiene el objetivo de concentrar la circulación del transporte de carga desde la ruta 7 al corredor internacional, evitando que ingresen al Gran Mendoza. El monto supera los $2.600 millones, uno de los mayores presupuestos planeados en la provincia de Mendoza, y que tiene un plazo de ejecución de casi tres años.

El martes fue la fecha de retiro de pliegos y la apertura de sobres será el 18 de octubre próximo. El llamado a licitación dice textualmente que "la Dirección Nacional de Vialidad comunica el llamado a licitación pública internacional de la que, ad referendum de aprobación del préstamo solicitado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), será financiada parcialmente por dicha entidad y por el Fondo del Tesoro de la Nación (FTN)".

La ruta a construir tendrá su inicio al norte, en el cruce de la ruta 7 con la calle Lamadrid, en San Roque, al límite con Palmira, y se extenderá hacia el sudoeste, casi bordeando el río Mendoza, hasta Agrelo, para unirse al corredor internacional después de recorrer unos 38 kilómetros.

Lo que aún no está contemplado en esta etapa, es la concreción original del proyecto total, que promueve unir de la misma forma ese nudo vial cercano a Palmira con Jocolí para la conexión a San Juan.

"La variante Palmira es la primera de las obras del nuevo corredor Cristo Redentor, que va a cambiar para siempre la vía de conexión con Chile. Es un megaproyecto que brindará mayor seguridad vial a la región y mejorará la calidad de vida de los mendocinos y de todos los argentinos que cruzan al país vecino", dijo en el anuncio Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

El funcionario agregó que la obra "es posible gracias al financiamiento del BID que demuestra que Argentina se está convirtiendo en un destino confiable para las inversiones internacionales" y acotó que "tener la infraestructura necesaria permite crecer y desarrollarse".

palmira-2.jpg

La obra forma parte del Sistema Cristo Redentor, un megaproyecto que demandará una inversión en el lado argentino de U$S750.000.000. Incluirá la reparación del túnel Cristo Redentor, el ensanche del túnel Caracoles y la construcción de galerías de vinculación. También se hará la rectificación de la curva de Guido y la construcción de una tercera trocha y la rehabilitación en el tramo de la curva de las Avispas.
Además se construirán las variantes de La Soberanía, Uspallata y obras de seguridad en la base del túnel y en el tramo Potrerillos–Uspallata.

Javier Iguacel, administrador general de Vialidad nacional, dijo que "la variante Palmira es una obra trascendental para el desarrollo de Mendoza y el país entero. El desafío más importante que tenemos por delante los argentinos es integrarnos al mundo para aprovechar las infinitas posibilidades de crecimiento que nos ofrecen los nuevos mercados emergentes, como el de Asia. Por eso es necesario modernizar nuestra conexión vial con Chile, la puerta de ingreso al Pacífico, y en ese sentido la variante Palmira y las obras que tenemos proyectadas para el Corredor Internacional del Cristo Redentor son fundamentales".

palmira-5.jpg

Un viejo proyecto anhelado
La variante Palmira–Agrelo es un viejo proyecto. Cuando en 1994 se comenzó a pensar en el Parque de Servicios e Industrias Palmira (PASIP) ya se tenía en cuenta esa obra, que reforzaba el criterio de que el PASIP estaría enclavado en un punto estratégico para la logística y distribución de cargas.

Allí, en Palmira, además de concentrarse la actividad ferroviaria, hay un puerto seco y Aduana, lo que obliga a los camiones a pasar por allí.

Originalmente estaba previsto que la variante Palmira–Agrelo también contemplara un ramal ferroviario, pero esto no está en el llamado actual a licitación.
Fuente:

Más Leídas