Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 10 de junio de 2016

La Universidad del Aconcagua y su fachada del Bicentenario

Una réplica del frente de la Casa de Tucumán vestirá el ingreso de la institución hasta el 31 de julio.

La Universidad del Aconcagua se sumó a los festejos por el Bicentenario de la Independencia con una original propuesta: su fachada se convirtió en una réplica de la histórica Casa de Tucumán. La obra fue realizada por las mendocinas Marcela Lucero y Lucía Giaquinta, artistas a cargo también de la escenografía de la Fiesta Nacional de la Vendimia.

A la inauguración de esta original propuesta le siguió un acto oficial en el patio de la institución de Ciudad, que estuvo encabezado por el rector de la casa de altos estudios, Osvaldo Caballero; el presidente del Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP), Héctor Sauret, y el intendente de Capital, Rodolfo Suarez.

"Es muy importante recordar nuestro pasado para pensar en el futuro. Hemos puesto en la entrada principal como homenaje de la fecha patria la Casa de Tucumán, algo inédito en nuestra provincia", explicó el rector de la Universidad del Aconcagua.

El directivo destacó además que la institución que preside siempre estuvo presente en todo lo relacionado a nuestra patria.

"Hay que destacar el interés por estos temas que tiene la red andina integrada por las universidades Juan Agustín Maza, Mendoza, la Católica de San Juan y San Luis, el Instituto Universitario Barceló de La Rioja y por supuesto la Aconcagua", comentó el máximo referente académico de la universidad mendocina.

Las hacedoras
Marcela Lucero y Lucía Giaquinta son las responsables de la obra que lucirá la Universidad del Aconcagua hasta el 31 de julio. "Hicimos un diseño previo con tomas de imágenes del frente de la universidad y de la Casa de Tucumán y se trató de hacer a escala lo más aproximada a la casita original.

Así quedó en 7 metros de altura y 14 metros de ancho. Está realizada con una estructura metálica revestida con tela microperforada y las columnas y molduras talladas en tergopol y revestida con pátinas de color bronce", explicó Lucero.

El trabajo les llevó un mes y a veces la lluvia les complicó la tarea. "Usamos la técnica de ploteo, eso es mezclar lo nuevo y lo viejo y utilizamos iluminación LED, algo que permite apreciarla de noche", dijo Giaquinta.

A la hora de comenzar a trabajar en el proyecto, las artistas tuvieron en cuenta hacerlo por módulos "con el fin de que sea utilizable para otras escenografías, desmontable o reciclada para otros eventos", contaron.

"Fue un novedoso desafío ya que somos hacedoras de Vendimia y esto nos encantó", comentaron ambas y agradecieron a la universidad por elegirlas para esta particular propuesta.
Fuente:

Más Leídas