Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 04 de octubre de 2016

La renovación de la Arístides: comerciantes manifestaron preocupación por las ventas

Los arreglos en la coqueta arteria genera incertidumbre entre los dueños y empleados consultados por Diario UNO.

La renovación de la calle Arístides Villanueva es una de las próximas obras que harán lucir más bella y moderna parte de la Ciudad de Mendoza. Los cambios previstos transformarán el recorrido reparando y renovando instalaciones, cañerías y espacios que exigen adecuarse al paso del tiempo.

Sin embargo, también podría llegar a traer trastornos y problemas para los comerciantes que trabajan sobre ese transitado carril, también conocido por su amplio espectro de propuestas de diversión nocturna.

Según el testimonio recogido por Diario UNO, que entrevistó personalmente a los empleados o dueños de más de una docena de los 200 locales de esa zona, "las ventas no son buenas desde hace un tiempo y la renovación podría complicar aún más el panorama, teniendo en cuenta el tiempo previsto para la ejecución de las obras".

Esa idea fue la más expresada por las personas consultadas, que si bien ven con mucho agrado las obras que se proyectan hacer desde diciembre de este año, lamentan el posible impacto negativo que generaría en sus negocios el período de construcción, ya que asumen mensualmente altos gastos de alquiler, entre otros.

Por eso para la mayoría, una de las posibles soluciones sería llegar a un acuerdo con los propietarios de las casas para que solidariamente disminuyan por un tiempo sus precios. Aunque esta idea, que ya fue planteada en las reuniones que realizó el Municipio para discutir acerca del emprendimiento, fue rechazada por los dueños de las viviendas.

Muchos empleados temen perder sus puestos de trabajo ya que las obras disminuirían los ingresos y el trabajo. Varios de los consultados señalaron no estar enterados de la remodelación y un par confesó que podría llegar a cerrar el negocio una vez que comience la renovación.

Por el momento, la incertidumbre y la preocupación es el común denominador, pero muchos también manifestaron su optimismo respecto al cambio que debe hacerse, ya que algunas dificultades, como el tendido de cables y cloacas, deben resolverse y requieren una renovación, y no sólo mantenimiento, dijeron.
Fuente:

Más Leídas