Mendoza Mendoza
domingo 05 de octubre de 2014

La remodelación del aeropuerto de Mendoza no estará lista antes de marzo de 2015

La obra se retrasó seis meses. A fines de octubre se inaugurará parcialmente el área remodelada del primer piso, donde se harán los preembarques.

Por Luciana Morán
moran.luciana@diariouno.net.ar

Habrá que esperar medio año más de lo anunciado para ver terminada la remodelación y refuncionalización integral de la aeroestación Francisco Gabrielli, que estará lista en el primer cuatrimestre del año que viene, según anunció Aeropuertos Argentina 2000, concesionaria de la terminal aérea de Mendoza.

Más de $150 millones se destinaron a las obras que comenzaron en febrero de 2013 y que incluyen la ampliación de casi 4.000 metros cuadrados de la superficie del aeropuerto. En una redefinición de plazos, encargados del proyecto aseguraron que a fines de octubre concluirá la primera etapa de la obra que consiste en reacondicionar el primer piso para preembarque de vuelos internacionales. En diciembre debería completarse la segunda etapa que corresponde a los preembarques de vuelos domésticos y en marzo planean inaugurar la totalidad de la remodelación.

El presidente de Aeropuertos Argentina 2000, Rafael Bielsa, confirmó estas fechas durante una visita que realizó al aeropuerto de Mendoza a mediados de setiembre.

Cambia el concepto
El aeropuerto internacional de Mendoza presentó defectos edilicios desde que se inauguró, en 1995. A lo largo de los años las goteras se multiplicaron y los espacios se volvieron insuficientes para la cantidad de personas que transitan por la terminal a diario. Por su flujo de pasajeros el año pasado esta aeroestación se convirtió en el cuarto aeropuerto con mayor tráfico en Argentina, después de Ezeiza, Aeroparque y Córdoba.

En el plan de inversiones que Aeropuertos Argentina 2000 está volcando a terminales argentinas (como Aeroparque y el aeropuerto de Córdoba), las remodelaciones han tenido un objetivo común: reorganizar la circulación, mejorar las instalaciones y aprovechar los espacios.

En el caso de Mendoza, la obra que ejecuta la empresa Procon contempla el traslado de las salas de preembarque y los comercios a la planta alta, donde también hay un centro de documentación rápida del Ministerio del Interior y un bar. En la planta baja se mantendrán los arribos, sumando dos cintas a las dos existentes para el retiro de equipaje. Asimismo, se están colocando dos mangas para ascenso y descenso de pasajeros. Hoy el aeropuerto sólo tiene una.

En la playa de estacionamiento también habrá modificaciones: se reacondicionará la ampliación precaria que se habilitó el año pasado ante la insostenible falta de lugar.

Los avances de la remodelación ya pueden verse en un núcleo sanitario nuevo en la planta alta –deben reacondicionar los de planta baja también-, la nueva escalera, el ascensor, los pisos y la ampliación y cambio de lugar del café de planta baja. Aún falta colocar una pieza importante del hall central que son las escaleras mecánicas, que serán la principal conexión con el primer piso.

Fuente:

Más Leídas