Mendoza Mendoza
domingo 27 de abril de 2014

La novela de los Niños Cantores llegó a la Feria del Libro porteña

Un adelanto del libro De Mendoza a Tokio, que publicarán la editorial Primera Fila y el Ministerio de Cultura provincial, fue presentado anoche en la Ciudad de Buenos Aires. Video.

Por Fernando G. Toledo
toledo.fernando@diariouno.net.ar


Esta feria no existía cuando los cuatro hombres que están a mi lado hicieron el viaje más importante de sus vidas. Una aventura, si se quiere, que aún no acaba: por ella estamos aquí.

Es sábado 26 de abril y son las siete y media de la tarde. Estamos en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, es decir el encuentro más grande en su tipo de toda Sudamérica. Un día como este, a esta hora, es sencillo comprender su tamaño y su prestigio. ¿Cuántas personas andan dando vueltas por allí? Varios miles. En poco tiempo, día tras día, quizá sumen tantos como ejemplares de los libros que se exhiben y venden a una velocidad casi irreal.



En su 40ª edición esta feria, en el Predio de La Rural de Buenos Aires, está recibiendo en este momento una presentación que no es una más para mí y para los cuatro que están a mi lado. Ellos y yo estamos contándoles a los que se han arrimado al stand de Mendoza (en el pabellón Ocre) que en breve saldrá un libro sobre una historia que tiene 42 años.

El libro en cuestión es De Mendoza a Tokio y narra un viaje que los Niños Cantores de Mendoza realizaron a fines de 1971 y principios de 1972. Estaban comandados por el maestro Víctor Volpe, un hombre que llevó a 32 chicos a una gira que comenzó a las puertas del teatro Independencia y culminó en “el país del sol naciente”. En el medio, la travesía los llevaría en un colectivo de línea, remodelado, por Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, México y Estados Unidos. Un hombre que consiguió lo que quería.

Alejandro Scarpetta, Eduardo Llorente, Federico Zanettini y Daniel de la Llana eran cuatro de los niños que protagonizaron ese viaje. Durante décadas quisieron transformar su aventura en un libro. Llevaban adentro el tesoro de ese viaje en el que mostraron el incomparable nivel musical de este coro mendocino, pero querían compartirlo. Ellos se arrimaron hasta UNO Medios e interesaron a los directivos para que los ayudaran a conseguir a alguien que escribiera su historia. Yo, periodista de Diario UNO, estaba interesado desde hace mucho y hasta había fantaseado con escribirla. Tuve la suerte de que los ex Niños Cantores confiaran en mí para convertir sus recuerdos y anécdotas en una novela que rescata esa travesía irrepetible.

Ahora, que estamos hablando del libro en esta feria, ansiosos porque sea impreso y publicado (y en esto tiene que ver también el Ministerio de Cultura de Mendoza), veo también la emoción que los invade, detrás de las  sonrisas y la sorpresa por estar en esta multitudinaria feria. Los veo cómo se sorprenden ante el variado público. Los veo descubrir, entre los presentes, a Bernardo González Mera, un conmovido compañero de aquel viaje y que ahora vive en Buenos Aires. Los que vivieron la historia saben que fue digna de una novela. Los que acaban de saber de ella apenas pueden creer que haya sido posible.

Preguntan los detalles, que los protagonistas comparten no sin dejar de decir: “Hay que leer el libro”. Y yo, que igual a esta feria aún no nacía cuando ese viaje se realizó, me siento parte del mismo tan sólo por haberlo escrito. Visto así, la travesía también ha sido en el tiempo. Y va a renacer, o eso esperamos, en esta novela pronta a salir y que ya en Buenos Aires quedó resonando como una historia que sin dudas merecía ser contada. 

Fuente:

Más Leídas