Mendoza - Godoy Cruz Godoy Cruz
martes 03 de mayo de 2016

La Muni de Mendoza y Godoy Cruz regulan los excrementos de los perros

El resto de las comunas del Gran Mendoza no cuentan aún con este tipo de normas de convivencia.

Pisar el excremento de un perro y pensar que se tiene buena suerte es sólo una manera de verle el lado positivo a uno de los infortunios cotidianos más comunes, ya que puede presentarse a la vuelta de la esquina. Por eso, más allá de cualquier superstición, para regular la convivencia entre los vecinos, dos municipios se hicieron cargo y cuentan con normas que buscan impedir estos contratiempos.

Desterrar los malos hábitos de algunos ciudadanos al momento de pasear a sus mascotas es la tarea que la Comuna de Godoy Cruz y la Municipalidad de Mendoza intentan incentivar en sus territorios. Para ello sancionaron ordenanzas específicas con el fin de controlar y concientizar a la población sobre el destino de los desechos de los animales.

Desafortunadamente para los peatones resulta cada vez más fácil encontrarse con alguna deposición canina en las veredas, en los espacios verdes o en la vía pública. Sin embargo, no se puede culpar a los animales de sus necesidades, si no más bien a sus dueños de no tener la prudencia de llevar junto con la soga y la correa una bolsa de residuos y una pala, e ir levantando los desperdicios que va dejando un perro a su paso.

En el Gran Mendoza ninguno de los demás municipios goza aún con legislación sobre este aspecto, aunque aseguran que luego de trabajar en un registro de perros peligrosos se abocarán a la tarea de incluir normas para eliminar paulatinamente esta costumbre tan arraigada en la provincia y que requiere, según los funcionarios consultados, "más educación que prohibición".

En Guaymallén por ejemplo desde que asumió la nueva gestión la tarea de la Dirección de Salud fue visitar zonas marginales del departamento para controlar la sarna y la parasitosis en las mascotas, ya que suelen dormir con los niños. "Tenemos puestas todas nuestras energías en estos aspectos y en volver a poner en funcionamiento un móvil de esterilización", dijo Cecilia Tamarit, directora de Salud.

En Las Heras explicaron que la Comuna no cuenta con ninguna ordenanza que regule la actividad de los animales y en Luján describieron el mismo panorama ya que tampoco cuentan con leyes sobre el control de los excrementos de perros en la calle. "Hemos tratado de avanzar en otros temas como castraciones o tenencia responsable pero es un hábito que buscaremos legislar, aunque la clave está en la educación", señaló Daniela Vega, directora de Zoonosis.

cuadro-3.jpg

A la delantera
En Capital el Código de Convivencia hace referencia a la tenencia de animales y plantea derechos y responsabilidades de los poseedoras de mascotas. Dice en uno de sus artículos que los propietarios de animales "deben evitar, en todo momento, que éstos causen daños o ensucien tanto las vías como los espacios públicos, así como las fachadas de los edificios o viviendas".

Más adelante establece que "las personas han de recoger las deposiciones de sus animales inmediatamente y colocarlas de manera higiénicamente dentro de las bolsas adecuadas, no pudiendo dejar estas bolsas en la vía pública. En caso de incumplimiento los agentes municipales requerirán la limpieza sin perjuicio de la imposición de infracciones y sanciones".

Natacha Einsenchlas, secretaria de Gobierno de Capital, explicó que desde la Dirección de Comercio, Inspección y Protección del Espacio Público se controla que se cumplan estas normas. "Multamos a los vecinos que ensucien la vía pública con residuos o desechos de sus animales, como establece el Código de Convivencia", dijo la funcionaria pero no pudo precisar cuántas multas hay registradas al momento.

Godoy Cruz lleva adelante, desde 2010, un programa de tenencia responsable de mascotas, el cual se desprende de la ordenanza municipal Nº5.832/10. Ese marco legislativo se incluye la obligación de recoger los desechos de las animales que pasean con sus dueños.

Para garantizar que la norma se cumpla colocaron diez puntos "can", es decir, contenedores de caca en sitios estratégicos del departamento. Esta Comuna exige además que los perros mayores de tres meses, sean peligrosos o no, deben inscribirse obligatoriamente en un registro, donde se les asigna un número de identificación y se acreditan los datos de su propietario.

Otra vez en agenda
La tenencia responsable de mascotas es uno de los asuntos que volvieron a ingresar en la Legislatura, luego de casi diez años de la aprobación de la Ley Provincial 7.633 para el control de la tenencia de perros peligrosos. Una ley que nunca se reglamentó ni entró en funcionamiento.

El disparador de este tema en la agenda política local fue la condena a ocho años de prisión para el dueño de un pitbull que en La Plata atacó y mató a un niño, sumado a los reiterados casos de ataques similares en la provincia. Desde que la noticia comenzó a correr por todos los medios, se recuperaron proyectos cajoneados para sintonizar con las demandas sociales.

Fuente:

Más Leídas