Mendoza Mendoza
domingo 13 de marzo de 2016

La modernización del riego de la cuenca del Tunuyán Superior abarca más de 4.500 hectáreas

El Departamento General de Irrigación invertirá $75 millones en la impermeabilización, presurización, construcción de reservorios y capacitación a los usuarios

Con una novedosa propuesta que incluye obras de impermeabilización, presurización, construcción de reservorios y capacitación a usuarios, el Departamento General de Irrigación busca modernizar el riego en una de las cuencas del Tunuyán Superior. El sistema, inédito en la provincia, acapara a 4.679 hectáreas con más de 180 beneficiarios directos. Para su realización deberán invertir alrededor de $75 millones.

El proyecto de modernización de los sistemas de riego vinculado al arroyo Villegas – Canal La Pampa data del 2002, cuando comenzó a ser solicitado por los regantes de Tunuyán y Tupungato que se nutren de estas vertientes. En la actualidad, más allá de la lluvia de estos últimos meses, vienen padeciendo las consecuencias de las sequías para el riego de sus producciones.

Debido a eso, recién ahora se recuperó y rearmó la propuesta ideando un plan que permitirá, entre otros beneficios, no sólo mejorar la gestión integral del recurso hídrico sino un aumento en la eficiencia de su distribución y aplicación, equidad mediante la medición y el control a través del programa Modelo de Indicadores de Distribución Operativa; mejorando la disposición del turnado y garantizando agua superficial y subterránea (disminución de bombeo) y permitiendo la modernización gracias a la presurización a demanda, con su consecuente ahorro de energía.

"Por las características es una obra inusual, no sólo por el revestimiento, sino que incluye un reservorio y permite la entrega por presión en la boca de cada propietario. Es la primera obra de este tipo que vamos a hacer en la provincia", dijo el superintendente de Irrigación, José Luis Álvarez, sobre esta obra que, en detalle, contempla la impermeabilización de 24 kilómetros de cauces de los cuales 10,4 serán a través de tubería presurizada y tendrá un reservorio que ocupará la superficie de una hectárea y media, de la cual partirá la red presurizada.

El funcionario destacó que entre otras innovaciones se buscará que el sistema permita inyectar agua a las perforaciones a partir de los excedentes y que, entonces, habrían cuatro tipos de beneficiarios: los que logren rédito de riego gracias a la obra de impermeabilización, a partir del revestimiento, los directos con el riego presurizado pero también beneficiarios indirectos.

Ya con el aval de los regantes de Tunuyán y Tupungato, con quienes mantuvieron una reunión hace unos días en el Valle de Uco, una comisión viajó el lunes a Buenos Aires para gestionar la concreción del financiamiento internacional del Banco Mundial que se realiza junto a la Unidad para el Cambio Rural a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP) ya que la obra tiene un costo aproximado de $75 millones. El período de devolución es de 25 años y se ha estipulado que el 60% sea reembolsado por los regantes, en cuotas en pesos con una tasa de interés mínima.

"Es una propuesta superadora de lo que se cría que podía hacerse. Que permitirá que tengamos agua en forma permanente pero también un ahorro de energía, ya que podríamos dejar de extraerla", comentó Fabián García, inspector de cauce, asegurando que lo novedoso de la obra es que "está pensada para aprovechar todo lo que la naturaleza pueda brindar".

Los intendentes de ambas comunas involucradas también apoyaron la iniciativa. "Si tenemos en cuenta este verano, la lluvia ha mitigado un poco la emergencia hídrica con la que veníamos pero según los pronósticos y la sequía de los últimos 5 años tenemos que pensar en obras de este tipo que mejoren la obtención del agua, hay que hacer aún más eficiente su uso", expresó Gustavo Soto, jefe de la comuna de Tupungato. El funcionario, que también es productor, dijo que desde la gestión departamental ven como positivo el plan sugerido y que es un crédito accesible con un financiamiento que "ya no se consigue". También estuvo presente Martín Aveiro, de Tunuyán.

Fuente:

Más Leídas