Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 16 de mayo de 2017

La mejor grapa Torrontés del mundo es mendocina

La empresa familiar Sol de los Andes creó un aguardiente de orujo de uva que fue premiado con el oro en Austria.

Mendoza no sólo se da el lujo de producir el aguardiente de orujo de uva requerido por pretenciosos mercados como Alemania, Suiza, Inglaterra y Luxemburgo. También es cuna de la creación de la mejor grapa de varietal Torrontés del mundo, según el jurado de Destillata, concurso con sede en Austria que puntúa a los destilados y espirituosas más destacados a nivel internacional. La empresa familiar Sol de los Andes, de Luján, recibió la medalla de oro en esta categoría.

Los Hilbing, que están al frente de la destilería que produce aguardiente de alta gama en Drummond, y que cuenta con una trayectoria familiar vinculada con la producción de bebidas que se remonta a 1870, no es la primera vez que representan a la Argentina en este certamen. En los últimos nueve años cosecharon dos medallas de oro (con la grapa Cabernet de 2010 y la Merlot de 2013) y cuatro de plata (en 2009, 2011, 2012 y 2014). En esta edición, estuvieron entre los 22 mejores del mundo, en distintas categorías, entre más de 1.600 postulantes de más de una docena de países.

"Nos sentimos orgullosos de representar así a Argentina en el mundo. Este es el reconocimiento a tantos años de esfuerzo y el resultado de ir afianzando nuestro trabajo. Esto confirma que no es casual ganar el oro por tercera vez", aseguró Walter Hilbing que, junto con su padre, el ingeniero Rolando Hilbing, son los creadores de los productos Aniapa. Ambos recibían en sus instalaciones al gobernador Alfredo Cornejo, que los visitaba con motivo del reconocimiento a escala mundial.

Entre los factores que llevaron a este logro, este ingeniero en electrónica a punto de obtener un master en administración reconoce que el conocimiento y la experiencia de su progenitor, que es profesor de enología en UNCuyo, especializado en enología, viticultura y destilados en la Universidad de Geisenheim de Alemania, ha sido clave para estar entre los mejores. "La tecnología de última generación es otro de los factores. Haber importado alambiques y haberlos instalados en Luján llevó a que lográramos realmente un producto de calidad. La materia prima es otro. Trabajamos con bodegas de excelencia", agregó Hilbing (hijo).

Con respecto al producto destacado este año, el mendocino detalló que fue concebido de un modo especial, enteramente por ellos. "En esta oportunidad compramos las uvas y se vinificó de acuerdo con nuestros requerimientos. Ese orujo se usó para esta grapa y el vino que quedó se usó para brandy", especificó el profesional, destacando que el varietal provino de viñedos mendocinos, a pesar de tener como opción el Torrontés riojano y salteño. Quisieron que no tuviera tanta expresividad aromática y que fuera, más bien, una bebida elegante.

Su padre fue quien recibió hace unos días la medalla de oro en el palacio de Swarovski, en Austria. El prestigio de este escenario es asimilable al de este certamen para el cual deben cumplirse estrictos requisitos al momento de postularse. Además del envío de muestras de los productos con declaraciones juradas y protocolos analíticos, debe puntualizarse dónde se comercializa a nivel internacional, ya que una de las muestras se toma de la góndola y se compara con lo presentado. De haber alguna irregularidad, las multas son monetarias sino que quedan sometidos a una compulsa legal y pueden perder la oportunidad de comercializar en Europa.

"En este certamen se premia a la excelencia y no al menos peor", aseguró Hilbing hijo, destacando que en muchas oportunidades hubo categorías que quedaron desiertas porque no alcanzaron la puntuación suficiente, y que cada año las muestras participantes superan las 1.600 unidades.

La empresa familiar
El ingeniero Rolando G. Hilbing es el creador de esta empresa familiar, constituida en el año 2000, dedicada a la elaboración de aguardientes de alta gama.

Se desempeña como docente de enología en la Universidad Nacional de Cuyo, especializado en enología, viticultura y elaboración de aguardientes en la Universidad de Geisenheim, Alemania.
Su hijo Walter lo acompaña en las tareas administrativas, de comercialización y comunicación, pero también "aprendiendo a su lado el arte de la destilación", como el joven describió.

"También acompañan desde el trabajo silencioso mi madre, María de los Ángeles Franke, y mi esposa, Muriel Drot de Gourville. También mis hermanas, Elizabeth y Gretel, que aunque no están involucradas en la empresa, son parte de estos logros", agregó Hilbing hijo.

grapa-4.jpg

Fuente:

Más Leídas