Mendoza - Mendoza Mendoza
sábado 21 de mayo de 2016

La ley para trasplantados incluye a 3.600 mendocinos

La nueva norma otorga beneficios a quienes ya recibieron un órgano y a los que están en lista de espera del Incucai.

Cerca de 3.000 mendocinos trasplantados y 604 que están en lista de espera recibirán los beneficios que otorga la ley 26.928 (Sistema de Protección Integral), que les permitirá, entre otras cosas, viajar gratuitamente a cualquier destino de corta, media y larga distancia, y percibir una asignación no contributiva equivalente a la pensión por invalidez, en caso de estar desempleado.

Si bien la medicación siempre fue gratuita, esta nueva norma contempla mayores beneficios a las remedios complementarios, es decir, aquellos que se relacionan con una consecuencia de la enfermedad (al tener las defensas bajas son más proclives a padecer otras patologías).

En Argentina, el número de beneficiados es de alrededor de 28.000 y para poder hacer uso de estos derechos deben tramitar una credencial en el Incucai (Incaimén en Mendoza).

La norma, entre otros puntos, garantiza la cobertura del 100% en la provisión de medicamentos y estudios diagnósticos. Promueve programas de empleo instrumentados por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social o deducciones impositivas a empleadores sobre las retribuciones que abone a trabajadores trasplantados.

"Como toda ley, tuvo que pasar por diferentes estados. Luego de ponerse en vigencia, tuvimos que capacitar e informar al personal y darle las técnicas para poner en funcionamiento la norma, que sin dudas representa un gran avance", comentó Gabriela Hidalgo, directora del Incaimén (Instituto Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza).

Explicó que la credencial es similar a las que se les entrega a las personas con discapacidad y que desde hace dos meses se están entregando.

La referente del organismo indicó que entre los beneficios más destacados se encuentra un mayor descuento en los medicamentos complementarios y que dependerá de cada obra social el porcentaje que se otorgará.

"Todo apunta a la integración del paciente, incluso, desde que recibe el trasplante ya se está otorgando más inclusión, ya que el paciente puede llevar luego una vida normal que le permite, por ejemplo, insertarse en el mundo laboral", dijo Hidalgo.

Pionera en el tema

Argentina es el primer país en contar con un marco normativo que reconoce derechos y necesidades específicas de esta población.

La ley tuvo el impulso del Incucai y el apoyo de la Sociedad Argentina de Trasplante. Además fue promovida por el Consejo Asesor de Pacientes del Incucai, que buscaron una ley que los categorice y reconozca sus necesidades como pacientes, por lo que fueron los propios afectados quienes manifestaron y plasmaron sus reivindicaciones históricas en una propuesta legislativa.

"Recuperé mi calidad de vida y mi esperanza"


Lourdes Villafañe estuvo 7 años en la lista de espera del Incucai, para poder someterse a un trasplante de hígado, algo que se concretó el 1 de diciembre de 2009. "La ayuda llegó de un joven donante cadavérico de Santa Cruz. Mi vida se había deteriorado mucho, ya no podía trabajar y estudiaba Psicología con mucho sacrificio", recordó la joven mendocina, que luego de la operación recuperó su calidad de vida, su esperanza y sus sueños de concretar proyectos.

Lourdes necesitó un trasplante debido a una enfermedad autoinmune que afectaba las vías biliares, algo que le provocaba infecciones constantes.

"A pesar de lo mal que estaba en los últimos años, antes de ser trasplantada, seguí buscando nuevas cosas y encontré el yoga que me hizo muy bien. Justamente un día, al volver de una clase, me llamó el doctor Roberto Pérez Ravier, mi médico, y me dijo que me fuera al hospital ese mismo día porque había llegado el órgano", recordó.

Estuvo en el quirófano 10 horas es internada 26 días. "La operación fue compleja, tuve un rechazo a los dos meses de operarme, pero luego no tuve complicaciones. Mi vida cambió 180 grados, tuvo un vuelco total y desde entonces hago una vida normal", señaló Lourdes, a quien llaman Luli, tras agradecer al equipo del Hospital Italiano, entre ellos a Roberto Pérez Ravier, Alejandro Cassar y Laura Blázquez.

Para obtener la credencial, los pacientes con domicilio en Mendoza deben acercarse al Incaimén, Hospital Central, 2° piso, ala este, de lunes a viernes de 8 a 14. Para consultas,
llamar al 4201997 o 4239330.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas