La justicia puso fin al litigio por las tierras de la UNCuyo

El juez federal Rago Gallo falló que los sucesores de Alfredo Vila cumplieron con lo dictaminado por la justicia en su momento.

La Justicia Federal, con la firma del juez Leopoldo Rago Gallo, dio a conocer un fallo sobre el litigio entre los sucesores de Alfredo Luis Vila y la Universidad Nacional de Cuyo, el que en sus consideraciones establece diversos puntos claves para concluir el largo pleito entre las partes.

En líneas generales, la decisión judicial ratifica la posición que los sucesores de Alfredo Luis Vila sostuvieron todos estos años en el conflicto de tierras en el área conocida como Polígono de Tiro y determina que estos cumplieron con la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictada en el 2012.

Asimismo, se confirma que en lo hecho hasta hoy por Alfredo Luis Vila y sus sucesores no hay ningún hecho ilícito.

Entre las principales consideraciones del fallo se fija que el área objeto de litigio es de 12,4 hectáreas, según lo marcan los informes periciales, y no de 17 hectáreas como pretendía la UNCuyo, y mucho menos de 32 hectáreas como se hablaba al comienzo de la disputa.

De esas 12 hectáreas, 6 hectáreas fueron restituidas en 2015 a la UNCuyo sin que hasta el momento hayan sido objeto de mejoras. Y las otras 6 hectáreas son de terceros ajenos a la familia Vila.

En efecto, ello queda establecido en el fallo, donde se aclara que los sucesores de Alfredo Luis Vila cumplieron con lo fijado por la Justicia en su momento, entregando a la UNCuyo 6 hectáreas sobre las que tenían posesión. El 50% restante a devolver es propiedad de terceros ajenos al litigio entre Alfredo Vila y la UNCuyo.

Estos terceros no han sido parte de este proceso y en consecuencia, seguramente ejercerán su derecho de defensa.

Lo concreto es que esta disposición judicial debería servir para concluir el extendido litigio entre los sucesores de Alfredo Luis Vila y la Universidad.

En el medio de este derrotero judicial y con la intención de solucionar este conflicto, los sucesores de Alfredo Vila ofertaron 42 hectáreas propuesta que fue rechazada por la UNCuyo.

Finalmente, de las 32 hectáreas reclamadas al comienzo de esta contienda judicial en 1983, la UNCuyo sólo recibirá 6 hectáreas, en tanto que tendrá seguramente que discutir judicialmente el destino de las otras 6 en manos de otros particulares.
Fuente:

Más Leídas