Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 16 de mayo de 2016

La interna del PJ, al rojo vivo por puestos opositores en organismos públicos

Las líneas internas del FPV están en plena discusión por estos nombres. Félix quiere la IGS y los azules, el casino.

Después de haber perdido en los 9 procesos electorales que hubo en el 2015, entre ellos la gobernación, algunas bancas legislativas y 5 de las 12 comunas que poseían, en manos del radicalismo, es lógico que las líneas internas del PJ se sumen a una loca carrera por colocar a sus miembros en los directorios de los organismos que así lo estipulan.

En la actualidad, aunque no se hayan definido aún, hay varios nombres que suenan para ocupar dos puestos claves: la Inspección General de Seguridad y el Casino de Mendoza. Los azules, el sector de los hermanos Félix y lo que quedó en pie del ciurquismo, se disputan estos lugares.

Danza con nombres
En este "baile" de colocar a los miembros de la oposición en los directorios de organismos públicos, el sector de los hermanos y caciques sureños Emir y Omar Félix está peleando por imponer a uno de sus "pollos" en el directorio de la IGS. Uno de los que más ha sonado es el del peronista "pródigo" Daniel Cassia.

Cassia es el hombre que estaría impulsando el sector de Integración.

La propuesta al ex legislador, que hasta las elecciones pasadas perteneció al Peronismo Federal –y se bajó del carro del massismo para no jugar con los radicales en Mendoza–, se realizó hace más de dos meses. Desde ese momento, Cassia lo está meditando y, hasta el momento, es más probable que rechace la oferta que la acepte.

El abogado está imbuido en temas personales y no ha demostrado demasiado interés en sumergirse en esta problemática.

Por otra parte, Cassia es un nombre polémico y combatido, sobre todo por el sector kirchnerista del PJ, por comulgar con las políticas de mano dura y por su distanciamiento ideológico con el derecho garantista.

Hubo un fuerte rechazo para esta propuesta por parte del Peronismo para la Victoria e, incluso, algunos justicialistas de este sector prometieron combatirlo abiertamente. Entonces, para evitar el escándalo, Integración no quiso imponerlo públicamente.

Otro que suena para ocupar el único puesto que quedará en manos de partidos opositores al Gobierno una vez que se apruebe el proyecto de modificación del directorio de la IGS, como lo ha enviado Alfredo Cornejo, es el ex ministro Carlos Aranda. Este nombre es el que intenta imponer el sector del ciurquismo que aún se mantiene en pie.

Por último, está disponible el puesto en el Instituto de Juegos y Casinos. Para esto, el que más está operando el lugar en el directorio es el sector azul.

El nombre que se repite en las esferas peronistas es el de Alejandro Jardón, apoderado del PJ. Pero las negociaciones no están terminadas y las peleas internas del partido opositor son un problema para cerrarlas.

Modificación de la IGS, a un paso de ser ley
El proyecto para modificar el directorio de la Inspección General de Seguridad (IGS), cuya mayoría la posee el oficialismo, es un proyecto enviado por Alfredo Cornejo que está a punto de convertirse en ley.

Así lo expresó el presidente de Diputados, Néstor Parés: "Vamos a pedir que se trate esta semana. Creemos que se va a convertir en ley porque el FCM tiene los votos", señaló Parés.

Es cierto: el oficialismo no necesita al FPV para aprobarlo. Sin embargo, es una iniciativa que ha generado ruido dentro de la oposición, por la concentración del poder que este proyecto fomenta.

"Que la oposición sea minoría en el directorio va en contra del espíritu de la ley", se quejó el presidente del bloque del PJ, Francisco Cofano. Una opinión similar vertió el vicepresidente del Senado, Eudardo Bauzá.
Fuente:

Más Leídas