Mendoza - Anabel Orozco Anabel Orozco
sábado 26 de noviembre de 2016

La fiscal viajera juega al bridge en San Luis

Anabel Orozco. La magistrada cerró su cuenta de Facebook. El médico que la atiende está depresivo y sorprendido.

Mientras esperan que se reincorpore al trabajo y avanza el sumario administrativo en su contra, la fiscal Anabel Orozco sumó nuevos hechos al escándalo originado por sus vacaciones en Brasil a pesar de estar de licencia por enfermedad. La magistrada fue detectada participando este fin de semana en un torneo de bridge (juego de cartas) en San Luis al mismo tiempo que cerró definitivamente su cuenta de Facebook, de la que ya había eliminado las fotos que la mostraban en las playas brasileñas de Jurere.

La fiscal viajera, cuyo caso trascendió las fronteras de Mendoza, es una habitual jugadora de bridge e interviene en un certamen internacional que se desarrolla desde ayer en el hotel de Potrero de los Funes, en la vecina provincia.

El martes Orozco debe reintegrarse a su trabajo y desde el Gobierno esperan que acelere los trámites para jubilarse y renuncie. Si no lo hace seguramente será llevada al Jury de Enjuiciamiento.

El que habló ayer fue el abogado Fidel Bustelo, quien patrocina al traumatólogo Jorge Leiva, que es quien firmó los certificados médicos de la fiscal.

Uno de los delitos que se investigan en su contra es falsedad ideológica, pero ante esto Bustelo aseguró a radio Nihuil que la lumbalgia diagnosticada no es un cuadro falso: "El médico no cometió ningún delito y lo que hizo Orozco es un problema de ella".

El letrado contó que Leiva está en un estado de depresión por lo ocurrido: "Estuvimos reunidos tres horas, de las cuales dos no paró de llorar por el dolor interno que tiene. Es un médico reconocido en la provincia con una conducta ética impecable".

"Se siente sorprendido en su buena fe por lo que hizo la fiscal con un certificado que él le dio y con el cual ella hizo una cosa que no corresponde y donde lo ve involucrado a él en un supuesto delito como partícipe cuando en realidad fue una víctima de la paciente", indicó.

"Para la emisión del certificado la paciente fue a ver al médico al consultorio. Es una persona con una dolencia que fue a ver a su traumatólogo, quien desde hace años la trata por sus dolores; le diagnosticó la lumbalgia, le dio días de reposo, le hizo el un certificado médico y ahí terminó la acción del médico", sostuvo el abogado de Jorge Leiva.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas