Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 30 de septiembre de 2016

"La espera mínima para cruzar a Chile seguirá siendo de 3 horas"

Lo aseguran funcionarios mendocinos. La próxima semana habrá otra reunión bilateral. Se prevén muchos problemas para el fin de semana largo del 8 al 10 de octubre.

Una nueva reunión bilateral argentino-chilena para destrabar el conflicto que cada fin de semana se genera en el paso internacional Cristo Redentor se realizará la semana que viene en Chile. Calculan que 30 mil personas circularán entre el sábado 8 y lunes 10 de octubre entre ida y vuelta.

Organismos de ambos países como Migraciones, Aduana y Gendarmería, sumado al Gobierno de Mendoza con la Secretaría de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, buscarán proponer y concretar acciones paliativas para mejorar la situación.

La reunión tendrá lugar en Valparaíso el 4 y 5 de octubre, con el antecedente del último fin de semana donde las demoras alcanzaron las 5 horas y en la antesala de un nuevo fin de semana largo en el que se prevé un gran movimiento de personas cruzando la frontera.

Néstor Majul, subsecretario de Relaciones Institucionales es el encargado de articular las acciones entre los entes nacionales y explicó que plantearán mejoras sumamente necesarias.

"Como organismo provincial tenemos muy poca injerencia sobre el tema del paso porque son todos temas nacionales, pero cuando la situación explota, es en Mendoza, no en Buenos Aires donde se toman las decisiones", aseguró.

Una de las principales dificultades según Majul, pasa por las decisiones que se toman del lado chileno, ya que las autoridades del vecino país informaron que hasta diciembre seguirán funcionando con los siete puestos internos pero que no abrirán la playa Siberia. Además, dijeron que por la noche seguirán trabajando como hasta el momento, con la mitad o menos de las siete cabinas.

"Nosotros, en la última reunión, dijimos que no debe haber temporada alta y baja, sino considerarse todo como alta; a esta altura no se puede hablar de eso. Por ahí tenemos personal para meter las 15 cabinas en aduana y del otro lado nada", lamentó.

De todas maneras, aseguró que los viajantes deben tener paciencia, porque por más que se habiliten todas las cabinas posibles, la cantidad de autos supera ampliamente la capacidad para la que está pensado el cruce.

"El que vaya a viajar, que sepa que tendrá como mínimo tres horas de espera, trataremos de achicarlo a esa cantidad que sería lo más razonable por la cantidad de autos que van".

En cuanto a las responsabilidades argentinas, Majul aseguró que pedirán a los organismos intervinientes que implementen el prometido trámite unificado, que reduciría notablemente los minutos perdidos y que se prometió para mitad de año, pero que aún no se concretó por inconvenientes en la adaptación de los sistemas informáticos.

-Fin de semana común. Calculan que 1.000 personas viajan por día, mientras el complejo está adaptado para no más de 200 o 300.
-Fin de semana largo. Cuando hay días festivos de por medio, más que nada cuando se hacen feriados puente, la cantidad de vehículos aumenta considerablemente. Entre 1.700 y 2.000 son los que cruzan por día en estos casos.
-Días normales. Entre semana la demora es mucho menor, por lo que muchos prefieren en la medida de lo posible, salir un día antes de lo previsto, para evitar las largas filas.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas