Mendoza - combustibles combustibles
lunes 27 de junio de 2016

La distribución de gas y combustibles líquidos está en peligro por un nuevo paro petrolero

La medida de fuerza sindical comenzó a las 20 del domingo y está programada por 48 horas. Se declaró el cese de actividades en todos los yacimientos del país. Es por la falta de acuerdo salarial con el sector empresarial

Los trabajadores de los yacimientos de petróleo y gas del país iniciaron un paro de actividades ayer a las 20. Es por la falta de acuerdo salarial con las cámaras empresariales. La medida programada por 48 horas terminará mañana, pero podría extenderse a 72 horas e impactar negativamente en el normal suministro de combustibles del país.

Según precisaron empresarios locales, el abastecimiento de nafta y GNC en las estaciones de servicio peligra, ya que la distribución quedará estancada ante la falta de inyección de combustibles en las plantas. Del mismo modo, corre riesgo la dotación de gas para calefaccionar los hogares.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) adelantó que esta semana habrá heladas, cielo nublado, probabilidad de lluvias, nevadas y un intenso frío, con temperaturas mínimas de 0 grado y máximas que no superarán los 12 grados. Este pronóstico ya precipitó un aumento del consumo de gas doméstico, que podría agotarse antes de lo previsto.

"Todavía tenemos que ver cómo se va comportando el paro y si finalmente se levanta antes de lo indicado por el sindicato. De todos modos, por esta medida vamos a tener serios problemas. La gente, por miedo a quedarse sin combustible, va a cargar desmedidamente y se va a terminar antes el stock", expresó Octavio Dascanio, presidente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines (Amena).

El empresario señaló otro foco del problema. "La ola de frío va a aumentar, naturalmente, el uso de gas en los hogares y si la producción está frenada, se priorizará primero a este sector y muchas estaciones de GNC se quedarán sin reposición. Es un panorama muy complicado", señaló Dascanio.

En pie de lucha
La decisión de parar la producción en los yacimientos fue tomada el sábado pasado en un plenario realizado por los petroleros en Comodoro Rivadavia. El secretario general del gremio, Jorge Ávila, fue quien confirmó la huelga ante cientos de trabajadores. "Cada vez entran más barcos de exportación y las operadoras no tienen a quién venderle el petróleo que sacan. Eso hace que no haya equipos perforadores trabajando porque no están produciendo. Entonces, indudablemente, eso tampoco lo controla el Gobierno y eso hace que después digan que sobran equipos", se quejó y agregó: "No sobrarían tantos si hubiera un buen trabajo de su parte y no hicieran que paguen todos los ciudadanos argentinos, todo lo que les hacen pagar y después no lo controlan".

En ese escenario, la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) pidió que los sindicatos del sector hicieran una "reflexión", mientras advirtió de que el paro de 48 horas "impactará negativamente en el suministro de gas y petróleo de todo el país".

Mediante un comunicado, la cámara enfatizó: "Generará importantes pérdidas de ingresos fiscales para las provincias y eventuales riesgos ambientales que podrían tener lugar como consecuencia de la paralización no programada de las operaciones por falta de guardias mínimas".

Medidas locales
Según detalló el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Cuyo, David Castro, en Mendoza los trabajadores también se plegaron al paro. "Va a faltar gas en los hogares y se producirán pérdidas para la Provincia en concepto de regalías. Se frenó la producción de naftas y el gas domiciliario", alertó a Diario UNO.

Castro desmintió información publicada en otros medios respecto de que se habría resulto el conflicto con los petroleros a través de una resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación en la que se determina la recomposición salarial en tramos. "Con estas noticias intentan confundir a los trabajadores. El problema no ha sido resuelto porque no estamos de acuerdo con lo que se ha ofrecido", confirmó.

El titular local del gremio dijo que las cámaras empresariales y los industriales han ofrecido el 20% de aumento a pagarse a partir del 1 de julio con vigencia hasta el 31 de marzo del 2017. Para compensar los primeros seis meses de este año, recibirán un pago único de $5.000. "No estamos de acuerdo con estas cifras y nos negamos rotundamente a aceptarlas", señaló.

Primeros efectos
La noticia del paro no fue comunicada formalmente a las estaciones de servicio consultadas en un recorrido por el Gran Mendoza hasta antes del cierre de esta edición. Sin embargo, los encargados de estos expendedores confesaron que el movimiento de ventas se incrementó paulatinamente a partir de la siesta de ayer y se precipitó antes de la noche, con algunas colas de vehículos cuyos conductores esperaban llenar sus tanques.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas