La DGE dejó de subsidiar al colegio Norbridge y cerrarán el secundario

A través de una carta dirigida a los padres, la institución anunció que no continuará con el nivel secundario a partir del 2018. Desde la DGE señalaron que la institución ha incumplido "sistemáticamente".

El colegio Norbridge anunció a la comunidad escolar que no continuarán sus actividades en el nivel secundario a partir del 2018. Desde la institución, indicaron que el motivo fue la quita de subsidios que hizo la Dirección General de Escuela (DGE), dinero que se destinaba al pago de profesores y sus respectivas cargas sociales.

Según la Fundación Ricart, la entrega de los dineros públicos les permitía que los alumnos del secundario no pagaran cuota pero esta información fue puesta en duda por la DGE a partir de lo que consta en la Resolución emitida el 31 de julio.

La noticia llegó a los padres a través de una carta que entregaron las autoridades del colegio. Allí se indica que el nivel primario sufrirá un incremento de la cuota del 14% desde septiembre, mientras que el presupuesto para el pago de profesores del nivel secundario se realizará a partir de un extra que aportarán en dos instituciones que mantiene la Fundación en Buenos Aires. Con esto se espera llegar al final del ciclo lectivo.

Desde la DGE, Beatriz Della Savia, directora de Educación Privada, aseguró que no se trató de "una decisión "arbitraria" y subrayó la conducta "sistemática" de la institución.

Por su parte desde la institución remarcaron que "el Director General de Escuelas, no obstante encontrarse pendientes situaciones planteadas e ante el Poder Judicial, decidió no respetar los tiempos de la Justicia, y nos notificó en el día de la fecha, 31 de julio, que no nos remitirá a partir de este mes los sueldos ni las cargas sociales que hay que abonar en el curso de esta misma semana, para ninguno de nuestros niveles, incluyendo nuestro secundario gratuito".

"Es un conflicto casi histórico, en la resolución constan antecedentes desde el 2006 que se desarchivaron para darle un seguimiento y argumentar esta situación porque la escuela, a pesar de ser notificada y emplazada, no ha dado marcha atrás en ninguna de sus decisiones", comentó la funcionaria.

Debido a esto, y por el manejo de fondos públicos, es que la Fiscalía de Estado también tendrá incidencia en este tema.

A partir de lo dictaminado por la DGE, en 2017, el hecho que desencadenó la quita de subsidio fue un emplazamiento a 10 días que entregó el gobierno a la institución por el cobro de la cuota de febrero y un aumento en los montos que "superaba lo estipulado" por el gobierno.

"La primaria puede cobrar $2.900 y la secundaria $3.150 pero los padres nos alertaron sobre un aumento que superaba en unos mil pesos lo permitido. Tenían 10 días para revertir la situación pero cuando en junio fueron las supervisoras no lo habían hecho", aseveró Della Savia.

También, la funcionaria indicó que a pesar de que la institución decida becar a todos sus estudiantes secundarios, la reglamentación indica que aún así debe respetar becar al 10% de alumnos por cada grado.

"No hay forma de determinar a los alumnos becados, no hay notificación ni registro. Se les ha pedido pero sistemáticamente han incumplido", cerró.

documento norbridge.jpg
carta.jpg


Fuente:

Más Leídas