Mendoza - San Rafael San Rafael
viernes 22 de septiembre de 2017

La del rottweiler, una medida criticada

La fiscal Florencia de Diego ordenó la eutanasia de un rottweiler que atacó a dos nenas y a la mamá de una de ellas.

Una vez más San Rafael está en el centro de la escena pública tras la decisión de la fiscal Florencia de Diego de ordenar la eutanasia de un perro rottweiler que atacó a dos pequeñas de 2 años –les provocó graves heridas en el rostro– y a la mamá de una de ellas, que intentó defender a su hija.

Como era de esperar, las primeras reacciones llegaron desde las redes sociales, en las que se observaron los comentarios más disparatados, como que Julieta Silva, la joven que atropelló y mató a su novio, Genaro Fortunato, "no tuvo la misma suerte" (SIC).

Otros que piden que los violadores tengan igual condena porque son "irrecuperables" como se calificó a Conan por su peligrosidad luego de una serie de estudios.

rottweiler.jpg
Proteccionista cuestionó a la fiscal por la eutanasia del rottweiler
Proteccionista cuestionó a la fiscal por la eutanasia del rottweiler

En lo que sí se puede coincidir es en la falta de castigo para el dueño del animal, ya que en realidad es el único responsable de su tenencia. Pero hay que reconocer que en esta ocasión su propietario aceptó trasladarlo a un sitio con las normas de seguridad necesarias y que de allí se escapó por segunda vez y atacó a una de las niñas en junio pasado.

De Diego tuvo en cuenta no sólo la evaluación del Departamento de Zoonosis de la Comuna sino también la de una adiestradora profesional que consideró que era imposible que este rottweiler se sometiera a un plan de rehabilitación, como consecuencia de su agresividad. Lo peor es que se detectó que Conan no iba a dejar de repetir su comportamiento con relación a los niños porque los veía como presa de caza por su tamaño. Es decir, que iba a volver a atacar en cualquier momento.

Incluso el personal de la sección Canes de la Policía tampoco había querido quedarse con el animal porque temían que dañara a otros perros o a los policías encargados de cuidarlos.

En este caso, la fiscalía pidió además la intervención de tres organizaciones civiles relacionadas con la protección de los derechos de los animales. De Diego dijo que ninguna ofreció una solución alternativa y que sólo rechazaron la eutanasia. Sin embargo, una de ellas, 4 Patitas Felices, negó ayer los dichos de la funcionaria y aseguró que le dieron de comer a Conan en el canil de Zoonosis sin problemas y que tenían un adoptante para el perro.

Lo cierto es que la fiscal agotó todas las instancias y veló por la seguridad de otros niños ya que las víctimas de Conan quedarán marcadas para siempre, no sólo en su cuerpo.
Fuente:

Más Leídas