Mendoza Mendoza
domingo 17 de abril de 2016

La cultura nipona pisa cada vez más fuerte en Mendoza

Animé, gastronomía y artes marciales son algunos elementos que de a poco penetraron en nuestro acervo local. A principios de este mes un festival que rescató parte de la tradición japonesa reunió a 10.000 personas

Juan se levanta todos los sábados a las 8 con el despertador de su celular Sony; se pone sus zapatillas Asics para salir a correr, y se arrima hasta el parque General San Martín en su camioneta Honda.

Juan, de 48 años, tiene un contacto permanente con productos de firmas japonesas porque, encima, su hijo mayor practica con una batería Pearl y el menor, con un teclado Yamaha.

Hasta ahí, sin embargo, son sólo marcas que las podría remplazar por otras. Lo que Juan no negociaría son los entrenamientos de karate o el sushi que cena todos los jueves con su familia. Lo que no negociarían sus hijos, bajo ninguna condición, son los videojuegos de animé o las figuras de origami que decoran sus repisas.

Es por casos como estos que la penetración de la cultura nipona en Argentina es innegable. Mendoza no es la excepción y un fiel reflejo de eso son las 10.000 personas que asistieron a la 15ª edición del Mendotaku, el festival para compartir historietas, animé y videojuegos que se hizo a principios de este mes en la Nave Cultural.

Allí distintas generaciones compartieron manifestaciones artísticas de origen nipón y coreano. Niños, adolescentes y adultos participaron en el encuentro, que contó con concursos de cosplay (armado del disfraz), merchandising de películas y mangas (historieta japonesa) y capacitación en artes marciales.

La gran mayoría de los que asistieron fueron mendocinos sin ascendencia oriental, aunque hubo excepciones, como Mase Chanthaung, de 33 años, primer integrante de su familia tailandesa que nació en suelo argentino.

"Traigo a mi sobrina y a mi hija para que vean y sientan esto", dijo Mase entusiasmado.

Habitualmente Mendotaku se organiza dos veces por año pero por la elevada concurrencia este año habrá una tercera edición. "Desde que comenzó no paramos de crecer", dijo Belén Giunta, organizadora.

Platos típicos
De un tiempo a esta parte el sushi dejó de ser una comida atípica para convertirse en menú frecuente entre amigos o familia.

Cada vez son más los restoranes y deliveries de sushi que abren en Mendoza. Y los talleres de comida nipona no se quedan atrás. El Instituto Islas Malvinas dicta al menos dos veces por año un curso sobre este tipo de gastronomía en los que participan alrededor de 20 personas cada vez.

La primera vez que dictaron un taller fue en 2002, a cargo de un chef japonés, y desde entonces no pararon. Se enseña no sólo a preparar sushi sino también chop suey de carne, de pollo, de pasta; salsa teriyaki, sashimi y oyakodon.

Golpe a golpe
"El karate es un arte que deriva de posiciones medicinales chinas que no sólo toma el ejercicio como norma sino la conducta del guerrero japonés, la paciencia, la puntualidad, la obediencia y el respeto a los mayores", dice Luis Piquer, cinturón negro y uno de los máximos referentes en la provincia.

Piquer comenzó a practicar este arte marcial hace 35 años y dice que por aquel entonces había sólo dos escuelas donde practicar karate. "Hoy -agrega- hay prácticamente un profesor por club. Y durante los últimos años se sumaron muchas más mujeres".

Quienes practican este arte rescatan los valores que inculca y festejan la conservación de la esencia original: los conteos y ejercicios se realizan en japonés, con lo cual el ADN oriental no se perdió.

Historieta típica
Otro de los sellos típicos de Japón es la manga. La historieta de la tierra del sol saliente, como le apodan a este país, está considerada de las más importantes del mundo junto a la estadounidense y a la franco-belga.

En Mendoza existe una serie de talleres de manga, entre los que se destaca el que se dicta en la galería Caracol los miércoles y sábado.
Fuente:

Más Leídas