Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 12 de octubre de 2016

La CTA advirtió sobre un paro después que el Gobierno no asegurara pagar el bono

El Ejecutivo de Mendoza espera las definiciones a nivel país, mientras para la central que conduce Gustavo Correa, es inminente la huelga a la que se sumaría la CGT mendocina.

"Estamos llegando a un fin de año complicado. Seguimos endeudándonos, no ya con Nación, sino con proveedores externos para poder pagar los sueldos. Mendoza, por ahora, no está en condiciones de pagar un bono", sostuvo Dalmiro Garay, ministro de Gobierno, con respecto a la posibilidad de que el Ejecutivo dé un refuerzo de fin año a los trabajadores del Estado.

Al mismo tiempo, la CTA anunció que está cada vez más cerca de un paro general y que se podría unir a la CGT para hacerlo.

El Gobierno no parece demasiado preocupado por la posibilidad de que tanto gremios de la actividad privada como pública se junten para reclamar. "Si bien yo considero que no es momento de hacer un paro general, a diez meses del comienzo de un gobierno que asumió en medio de una gran crisis, están en su derecho de parar", aseguró Garay.
Ánimos revueltos
Desde la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), quien habló fue su representante en Mendoza, Gustavo Correa. El pensamiento del sindicalista está en las antípodas del de Garay.

"Este es el momento de hacer un paro general. Un paro que exprese la necesidad de los trabajadores. Hoy tenemos situaciones que fundamentan una medida de esta índole. Todos los días hay un nuevo despedido o despidos a cuenta gotas, cierres de locales, bajas de consumo... Lo que tenemos son situaciones muy complejas en la construcción, el trabajo informal, el sector de comercio, el consumo. Todo hace que la medida de fuerza generalizada sea necesaria. Un paro convocado por las distintas centrales obreras y que el reclamo se manifieste en la calle".

Con respecto a la posibilidad de reunirse con la CGT, Correa advirtió: "Hay voluntad de juntarse con la CGT. La hemos mostrado en Mendoza y cada vez que podemos articular, en el marco de la intersindical lo seguimos haciendo de manera sistemática".

En cuanto al bono de fin de año –pedido sobre todo por las CGT, pero no aceptado por el Ejecutivo–, Correa dijo que no es lo que ellos buscan. "Nosotros hemos perdido el 15% del poder adquisitivo este año por el impacto de la inflación y los tarifazos. Lo que queremos es un aumento, por lo tanto, es un tema a resolver en paritarias. Hay que discutir las condiciones salariales y de trabajo. El Gobierno demuestra poca voluntad de discutir con los trabajadores en el ámbito que corresponde. No queremos premios, regalos, ni decisiones unilaterales. Hay que dar la discusión en el ámbito paritario".

Por último, se refirió al porcentaje de incremento salarial que el Gobierno podría ofertar, teniendo en cuenta la inflación proyectada para el 2017. "Si en el 2016 ya vamos a perder más del 15% del poder adquisitivo, quiere decir que el Gobierno considera que la inflación será del 2% para todo el año y creemos que no va a ser así".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas