Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 25 de septiembre de 2017

La Corte confirmó la suspensión de la abogada Carolina Jacky

Fue sancionada por quedarse con dinero de dos clientas, a quienes les tramitada una medida contra el corralito

La Suprema Corte de Mendoza confirmó y dejó en firme la sanción a la abogada Carolina Jacky, que será suspendida por cuatro meses desde el 1 de octubre en una causa iniciada por quedarse con dinero de dos de sus clientas.

La sentencia por confirmada la semana pasada por la secretaria legal y técnica de superintendencia de la Suprema Corte de Justicia y firmada por la letrada Silvina Barón Knoll.

La causa que dio inicio a esta sanción se produjo cuando el Tribunal de Ética y Disciplina del Colegio de Abogados dio por probado que la abogada se quedó con 17.700 dólares de fondos del Corralito que había cobrado en nombre de dos clientas. Durante seis años, Jacky les negó a sus clientas tener el dinero, de acuerdo al fallo.

Carolina Jacky diario uno.jpg
Foto: Nicolás Galuya / Diario UNO
Foto: Nicolás Galuya / Diario UNO

En ese momento, la abogada, conocida querellante en casos de violencia de género, fue suspendida por dos meses, pero luego el Colegio volvió a sancionarla con cuatro meses de suspensión de matrícula por violar la primara sanción. Finalmente, tras una serie de apelaciones, la Corte confirmó la suspensión.

En 2003, Jacky patrocinó a dos mujeres, Vicenta Susana De la Rosa y Patricia Alejandra Bellido en una acción de amparo para recuperar los ahorros que tenían depositados en entidades bancarias (Bank Boston y Banex) y que habían sido pesificados por el Poder Ejecutivo Nacional.

Según el doctor Daniel Sosa Arditi, firmante de la sentencia del Tribunal de Ética, la abogada Jacky, en nombre de sus representantes, cobró ese mismo año las sumas de 15.469 dólares y 2.237 dólares, pero cuando las señoras De la Rosa y Bellido le pidieron el dinero, negó haberlo cobrado y les dijo que sus expedientes se habían extraviado en el juzgado.

En su declaración ante la Justicia, Susana de La Rosa explicó que debido a que no puedo recuperar el dinero debió vender dos propiedades para hacer frente a obligaciones para las cuales contaba con esos fondos.

Finalmente, en 2009, luego de una serie larga de idas y venidas, las dos señoras lograron comprobar en los bancos correspondientes que el dinero había sido cobrado por Carolina Jacky, quien ante la evidencia les entregó lo adeudado mediante la firma de un convenio extrajudicial.

Fuente:

Más Leídas