Mendoza Mendoza
martes 26 de abril de 2016

Juez sale a secuestrar motos con escapes "reconvertidos"

Fue en San Rafael, donde el alboroto que generan esos rodados tiene a maltraer a los vecinos. Los propietarios serán procesados por ruidos molestos y obligados a "acallar" sus motos

San Rafael. Una ciudad con muchas motos circulando y con un importante porcentaje de éstas modificadas en sus escapes para hacerlas más "pisteras" es un problema. Esto sucede en este departamento con las ruidosas "motitos" de baja cilindrada pero de fuertes estruendos.

Es por ello que en operativos encabezados por el juez de faltas de San Rafael, Oscar De Diego, se secuestraron varias motos con escapes reconvertidos en más potentes, situación que altera los nervios de muchos vecinos y que se escucha mucho en el radio céntrico sanrafaelino.

En los operativos realizados este fin de semana se secuestraron varias motos con escapes modificados que generan ruidos por sobre los decibeles permitidos por ley.

No sólo se incautaron rodados, sobre todo en las inmediaciones del parque Hipólito Yrigoyen y de la Rotonda del Mapa, sino que además se detectó a menores conduciendo, situación que se notificó a la Vial.

Este es el segundo operativo de este tipo realizado en las últimas semanas, ya que a fin de marzo se habían encontrado y secuestrado varias motos en este tipo de procedimientos.

Procesados
Según la información oficial, las medidas se hicieron por parte del personal de la unidad de Contraventores con apoyo de la Municipalidad, Cuerpos Especiales e Investigaciones.

Los operativos fueron ordenados por el juez De Diego, que estuvo en algunos de ellos.

Una fuente policial señaló que "en ocasión de controlar motos en la vía pública con ruidos excesivos por caños de escape modificados, se pudo detectar y secuestrar varias motos que fueron trasladadas a la playa de Policía Vial y sus propietarios deberán ser procesados por ruidos molestos según el Código de Faltas".

Para acomodarse a la norma, los dueños de los rodados deberán modificar los escapes y volverlos a sus condiciones normales, según confirmó a Diario UNO el propio De Diego.

Luego de volver "normal" a la moto, el dueño de la misma podrá recuperarla y obtener el perdón judicial que prevé la ley si es su primer antecedente, en cambio si es reincidente deberá someterse al proceso judicial, que puede terminar, como lo establece el artículo 49 del Código De Faltas, con arresto de hasta 10 días o multas.

Esta situación de modificar escapes para "preparar" motos y hacerlas más deportivas es una costumbre de muchos motoqueros en San Rafael y produce fuertes ruidos cuando circulan, causando molestias a las personas.

Desde la Policía se aconsejó "evitar los usos modificados de este tipo de rodados pues traerán a sus dueños consecuencias tanto legales como patrimoniales, por las multas que son de pena legal".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas