Mendoza - Tupac Amaru Tupac Amaru
miércoles 06 de septiembre de 2017

José Valerio y Omar Palermo, en un duelo mano a mano en la Corte

Encarnan la "mano dura" y el "garantismo" en la Corte de Mendoza, donde se definirá si la polémica liberación de Nelly Rojas y su familia fue legítima. Adaro será el árbitro. Tensión política en alza.

Hace 125 años Mendoza fue escenario de un promocionado duelo a pistola entre un oficial de la Armada y un muchacho que acariciaba la mayoría de edad. Fue por "palabras hirientes", según crónicas de la época. Ahora, en pleno siglo XXI, la estruendosa resolución judicial que liberó a los cinco imputados de la Tupac Amaru reactivó en Mendoza aquella práctica casi olvidada de batirse. Esta vez, no será de rápida resolución y no se librará al amanecer ni en terrenos desolados ni durante una ceremonia privada por el honor. Tampoco habrá armas de fuego.

nelly.jpg
Nelly Rojas. La líder local de la Tupac de Mendoza.
Nelly Rojas. La líder local de la Tupac de Mendoza.

Esta moderna versión se desarrollará en la Suprema Corte de Justicia y se sustentará con ideologías y leyes. Ya hay ojos y oídos atentos al desarrollo y al desenlace. Los preparativos ya han comenzado. Los duelistas serán José Valerio y Omar Palermo. Los padrinos ya están: el gobernador Cornejo y la agrupación Justicia Legítima. Y el árbitro también: Mario Adaro, el tercer voto de la Sala Penal y la postre, quien destrabará la puja. El que dirá, con su apoyo, quién ganó y quién perdió.

jose-valerio.jpg
José Valerio. 
José Valerio.

La madre de todas las batallas entre el Gobierno y el sector que pisa fuerte en el Poder Judicial ya está en marcha. Todo, para decidir el destino procesal de los acusados por delitos penales, y entre ellos, la gente de la Tupac Amaru mendocina. Las consignas están claras: "mano dura" versus "garantismo", como ambas corrientes se enrostran entre sí cada vez que hay oportunidad.

duelo-2.jpg

El origen
El duelo Valerio-Palermo se gestó implícita, aunque ansiosamente, y es esperado al calor del contenido de las 58 carillas del fallo que el lunes por la noche firmaron los jueces inferiores Ramiro Salinas, Luis Correa Llano y Alejandro Miguel, miembros de la cuestionada Octava Cámara de Apelaciones. Ellos dieron por tierra, en postura unánime, con la pretensión de la fiscal Gabriela Chaves de mantener presos y llevar a juicio oral y público a Nélida Rojas, su pareja, sus hijas y una nuera por el delito de asociación ilícita.

valerio, palermo, adaro.jpg
José Valerio, Omar Palermo y Mario Adaro.
José Valerio, Omar Palermo y Mario Adaro.

Por estas horas, Chaves, herida profundamente por lo que consideró la "arbitraria interpretación de las pruebas", analiza junto con el procurador adjunto, Gonzalo Nazar, los próximos pasos para ir en Casación a la Suprema Corte, más precisamente a la Sala Penal. Allí aguardan los contendientes Valerio y Palermo, y el tercero en discordia: Adaro. Listos, todos ellos, para iniciar la contienda.

¿Y la Justicia Federal?
En su fallo, los camaristas explican que Chaves no demostró, con el grado de certeza que exige la ley, que la gente de la Tupac haya conformado, años atrás, mediante un acuerdo previo, una asociación ilícita para delinquir, sino que bajo esa figura legal tan vidriosa y a la vez tan difícil de demostrar, aglutinó sospechas y pruebas afines a una conducta delictiva diferente: el fraude a la administración pública. No sólo aclaran por qué bochan la pretenciosa calificación de Chaves, sino que destacan que ellos debían resolver únicamente sobre esa figura legal y no sobre otra.

chavez.jpg
Gabriela Chaves, enojada con el fallo. 
Gabriela Chaves, enojada con el fallo.

Esa otra parte de la historia está bajo investigación en la Justicia Federal, a cargo del fiscal Fernando Alcaraz y del juez Marcelo Garnica. ¿Por qué en ese fuero y no en la Justicia provincial? Porque el dinero utilizado por la Tupac provino de la Nación. Sin embargo, que esa causa siga allí o sea enviada a la Justicia provincial está por definirse. Pero no desde ahora, sino desde hace dos meses. Chaves pulseó y espera bajo el argumento de que ese fraude debe ser juzgado por el fuero provincial. ¿Motivo? Esos fondos nacionales, según ella, se provincializaron al pasar a las arcas del Instituto Provincial de la Vivienda.

Lo que decidan Alcaraz y Garnica al respecto tiene en vilo no solo a la Tupac, sino también a la Justicia provincial y, especialmente, al Gobierno.

El día después
Ya el lunes por la noche se advertía que Cornejo se despacharía contra los camaristas apenas le acercaran un micrófono. Y lo hizo en Rivadavia.

También hablaron segundas y terceras líneas, como Garay y D'Agostino.

En el edificio de Tribunales, en cambio, el ambiente estaba calmo: Correa Llano se tomó el día por "razones particulares" (prerrogativa de quienes trabajan en el Poder Judicial) y Ramiro Salinas y Alejandro Miguel atendieron otras causas penales, pero sin dejarse ver por la prensa y mucho menos atendieron los celulares.

camaristas-cuestionados.jpg


Fuente:

Más Leídas