Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 06 de mayo de 2016

Inspecciones y más control policial para mitigar el delito en fincas del Valle de Uco

Estas son algunas de las medidas que se tomarán ante los reiterados casos de "robo hormiga", sobre todo de nueces, agroquímicos y ganado equino y bovino.

Quedarse haciendo vigilia con la mercadería en la mira, contratar seguridad privada o simplemente resignarse a perder parte de lo cosechado son algunas las de las decisiones que han tenido que tomar durante los últimos meses algunos productores, sobre todo los nogaleros.

Es que han estado acechados por los ladrones, ya que el denominado "robo hormiga" está a la orden del día, alentado por el valor que hoy tienen los productos locales en el mercado y por la falta de controles. Esto último es lo que se buscará revertir desde ahora, luego de que autoridades y vecinos decidieran medidas a corto plazo para frenar los delitos y el mercado ilegal.

Entre las principales, lo que se buscará es acentuar el control del origen y destino de la mercadería, para detectar a los ladrones, ya que todos deberán justificar con documentos las compras y, también, se hará foco en los acopiadores o partideros –en el caso de la nuez– que deberán mostrar papeles que certifiquen cómo la adquirieron. Para ello se harán inspecciones, de las que se encargará el Municipio y Mendoza.

También se intensificarán los controles policiales en los ingresos y egresos a cada departamento valletano, y con rondas nocturnas por las zonas más productivas.

Más allá de lo inmediato, lo que se proyecta también es que exista una guía de transporte o de ruta que funcione a la par de la constancia de establecimientos y producciones que ya se hace a modo de declaración jurada a través del Registro Permanente del Uso de la Tierra (RUT).

"En su momento lo hicimos y, al principio, había generado rechazo entre los productores porque lo asociaban a lo impositivo. Pero después fueron entendiendo que no tenía que ver con eso y funcionó", contó Mario Leiva, presidente de la Sociedad Rural, acerca de cómo les había resultado la implementación de una suerte de guía que durante los últimos años quedó en desuso y que ahora piden que se implemente.

"Este año fue un desastre. Los productores tienen miedo de denunciar. Nosotros habíamos implementado desde la cámara que hicieran denuncias anónimas", comentó Francisco Tejera, productor y secretario de la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio tupungatina. Es que la falta de denuncias hechas en las comisarías es otro de los inconvenientes que los efectivos destacaron a la hora de detener a los culpables. En esto, se alentó a los productores a que las hagan porque no pueden, sino, devolverles la mercadería incautada.

La intervención de los uniformados fue otro de los puntos tratados en la reunión, lo que generó rispideces, ya que varios de los presentes denunciaron que no hubo controles en la zona estos meses, a pesar de que la modalidad de los robos se ha visto agravada, ya que hubo casos de uso de armas o de amenazas de muerte. Ante esto, lo que se comunicó es que se afianzará el control de la Policía Rural.

"Para que haya alguien que robe tiene que haber alguien que compre", sentenció Omar Sorroche, diputado provincial y presidente de la Comisión de Medio Ambiente. El legislador fue uno de los impulsores de la reunión que tuvo lugar en el Hotel Turismo de Tupungato, en donde se presentó la experiencia que están llevando adelante en Maipú para mitigar el robo de aceitunas, junto con el Ente de Fiscalización y Control del Gobierno.

"Es un delito inteligente y racional. Lo que no vale no se roba", agregó Mariano Ficarra, en nombre de la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería. Es que, se estima, lo que ha alentado a estos delitos es la cotización de estos productos en el mercado, ya que un kilo de nueces supera el valor de $60. También hay robos de agroquímicos y otros insumos .

"Cada departamento tiene su idiosincrasia y sus productos que son los que están en la mira", expresó José Martinelli, jefe de la distrital policial. Así como en Tupungato lo más buscado es la nuez, en Tunuyán y San Carlos la problemática se centra en el robo de manzanas y equinos o bovinos, respectivamente.

Gustavo Soto, intendente de Tupungato, expresó: "Esto es común, pero no por ser común tiene que ser normal. Queremos encontrar una solución y sostenerla en el tiempo". Dijo que desde la Dirección y Fiscalización de la Comuna saldrán a inspeccionar establecimientos que trabajen con estos productos.
Fuente:

Más Leídas