Mendoza Mendoza
miércoles 28 de septiembre de 2016

Hoy se trata la ley de las fiscalías y el cepo a la prensa divide las aguas

Un artículo sobre el control de la información generó un fuerte rechazo. El procurador Alejandro Gullé propuso ayer modificarlo para que sea más flexible

El cepo a la prensa y a la información que debe brindarse a la ciudadanía por la investigación contra el delito y que fuera propuesto por el Gobierno provincial en el proyecto de reforma de la ley del Ministerio Público Fiscal, es el principal obstáculo que amenaza para hoy su aprobación en la Cámara de Diputados, donde el radicalismo busca los votos para tratar la propuesta.

El tema ya generó repercusión negativa a nivel local y nacional, y anoche, el procurador Alejandro Gullé, anticipó que volverá a modificar la redacción del artículo 7 del proyecto, que ha generado la polémica.

El Sindicato de Prensa de Mendoza se opuso a la modificación tal cual figura hasta ahora en el proyecto.

Ayer por la tarde, la entidad gremial se reunió con el procurador. El jefe de los fiscales ofreció un par de opciones para reformar el artículo, las que fueron debatidas, pero finalmente el gremio le expresó que quiere que el artículo 7 quede redactado tal cual figura en la actual ley 8.008 del Ministerio Público, para que no haya ningún tipo de filtro a la prensa.

La polémica modificación establece que la Procuración, a través de las oficinas habilitadas, concentrará todo el manejo de la información de las investigaciones judiciales penales.

Así le da el poder objetivo al procurador de manejar la información a su criterio, aunque Alejandro Gullé recalcó varias veces que esa no es su intención. El artículo prohíbe –sin decirlo– hacer declaraciones públicas a los fiscales.

El artículo del cepo provocó el rechazo airado del Foro de Periodismo Argentino (Fopea) y repercutió en diarios y medios nacionales.

Por su parte, el abogado penalista, Alejandro Acosta, presentó una denuncia ante las Naciones Unidas en defensa de los fiscales por el control que impone el artículo sobre ellos.

En este clima y a riesgo de que el proyecto de ley se estanque, anoche, el procurador Gullé, anticipó que propondrá una redacción más flexible del artículo 7, que le permita el contacto de los fiscales con la prensa.

El cambio podría replantear la situación para hoy pero dependerá de la oposición y de Cambiemos.
Es que como está hasta ahora, la UCR no junta los votos de sus aliados. Marcos Niven, diputado del PD lo votará en contra, y el masista Guillermo Pereyra se abstendrá, en apoyo a la libertad de información y la tarea de los periodistas.

Si el Gobierno consiguiera reunir los votos completos de Cambiemos, podría aprobarlo por cuenta propia.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas