Mendoza Mendoza
sábado 11 de febrero de 2017

Homenaje a los anónimos de la gesta Libertadora

Se colocarán esculturas artísticas en distintos puntos de las rutas que utilizara el General José de San Martín.

Propusieron una original idea para homenajear a todos las personas anónimas que participaron de la gesta libertadora, tras cumplirse 200 años del Cruce de los Andes: realizar esculturas de siluetas planas, en acero, con terminación de óxido y respetando el tamaño real, para luego montarlas artísticamente en las seis rutas de expedición que usó el General José de San Martín.

La iniciativa surgió el 9 de julio de 2016 de dos arquitectos radicados en Mendoza, Juan Carlos Marinsalda y María Julia Linares, que se encargaron de armar el proyecto, de diseñar los personajes, de preparar documentación histórica y una página web, para difundir los resultados por todo el país y el continente.

Sin embargo, pronto contagió a motociclistas de Buenos Aires, asociados a la agrupación Águilas Libres Custom, que donaron el dinero para realizar una decena de representaciones en hierro. Las mismas serán las primeras en colocarse ya que el objetivo es que todos los ciudadanos interesados sigan financiando nuevas siluetas para distribuir en puntos históricos de la Argentina.

Un artista metalúrgico de Entre Ríos, Dante Potocco, fue quién se tomó el trabajo de concretar la propuesta que soñaron los arquitectos y financiaron los motociclistas. Sus obras llegaron ayer al Campo Histórico El Plumerillo en Las Heras y serán instaladas la semana que viene con ayuda de la municipalidad y la Dirección Nacional de Vialidad.

Mientras tanto, el jueves pasado en Las Cuevas se montó la representación de un arriero y de un granadero sentados al abrigo de una roca, tomando mates, en un espacio que acoge a los visitantes para que se puedan fotografiar con ellos. Ambas siluetas fueron donadas por la promoción 33 del Liceo Militar General San Martín de Buenos Aires.

Memoria para los sin nombre

"Trabajo en conservación de Patrimonio Histórico y ante el Bicentenario del Cruce de los Andes se me ocurrió otra manera de recordar la gesta, mediante una convocatoria a los ciudadanos a elaborar intervenciones artísticas para instalar en la cordillera, en las seis rutas del ejército y en las zonas donde hayan actividades de apoyo a esta fecha", contó Juan Carlos Marinsalda, uno de los mentores del homenaje.

"Es un homenaje ciudadano a los desconocidos del Ejército de los Andes y a todas sus familias, a todos los arrieros, esclavos, labriegos, que dejaron todo por una causa y cuyos nombres no se conocen. Pensemos que estamos hablando de unas 5.000 personas", explicó el arquitecto que además aclaró que las representaciones no son monumentos.

"La idea es montar intervenciones artísticas en el paisaje que son efímeras, ya que se irán instalando en la cordillera y podrán cambiarse de lugar cuando se lo desee. No tienen ningún rasgo facial porque es justamente una forma de cancelar una deuda pendiente con los anónimos, con los que han quedado al margen de la historia", detalló Marinsalda.

Una historia familiar

"Llevo 30 años en el oficio de metalúrgico y me ha tocado hacer de todo un poco, pero la invitación a realizar estas figuras históricas en metal me llamó mucho la atención. Me gustó la iniciativa y el sentido homenaje de quien hicieron posible el Cruce", describió Dante Potocco sobre los motivos que lo impulsaron a confeccionar las esculturas. El artistas también forma parte del grupo Águilas Libres y visitó Mendoza junto a otros miembros para participar de la convocatoria al homenaje ciudadano que realizó ayer el intendente Daniel Orozco.

"En lo personal también hay una historia familiar que me une a la provincia. Mi madre nació en las Cuevas y siendo muy chiquita se fue a vivir a Paraná. Toda esta movida significaba estar en una zona donde nació ella y entonces se juntaron las emociones y las ganas de hacer esto y le dimos para adelante", relató el metalúrgico.
Fuente:

Más Leídas