Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 09 de agosto de 2017

Héroes "anónimos": en un año evitaron más de 1.600 derivaciones al Notti

En agosto de 2016 se creó el servicio de cirugía pediátrica en el hospital Scaravelli, que ya operó a 350 niños.

Hace poco menos de un mes, una niña de 9 años, oriunda de Cordón del Plata, Tupungato, sufrió más de 110 heridas provocadas por un perro que la atacó. La pequeña fue hallada en un callejón por policías que se desplazaban en un móvil y que debieron trasladarla al hospital tupungatino, donde la estabilizaron y la enviaron de urgencia al hospital Scaravelli.

A Tunuyán llegó con hipotermia e hipotensión, pero superó de forma exitosa una intervención quirúrgica que duró más de cuatro horas. Los profesionales que la vieron aseguran que la historia habría sido distinta si no hubiera sido atendida por el equipo de cirujanos pediátricos con el que hoy cuenta ese hospital, referente del Valle de Uco.

hospital-scaravelli.jpg
El hospital Scaravelli.
El hospital Scaravelli.

A pesar de que están destinados a las operaciones de baja y mediana complejidad, esa fue apenas una de las 350 cirugías que ya realizaron en el nosocomio tunuyanino los tres médicos que arribaron a la región hace exactamente un año para brindar un servicio que no existía. Esto generaba que el hospital Notti recibiera por año más de 800 derivaciones y que operara a más de 400 niños, procedentes de esa zona.

"Primero surgió como una idea ante lo que veíamos, pero no sabíamos si existía la necesidad real. Hasta que vimos las estadísticas. Además de la cantidad de cirugías, notábamos que tenían que ocupar camas a veces por más de 48 horas, cuando quizás no había que operarlos. Veíamos también la preocupación de las familias, muchos papás que perdían el trabajo por faltar o que dormían en las guardias. Nos preguntamos por qué no, si somos amigos y trabajamos juntos", así relató Antonio Estéves (31) cómo empezó, junto con María Vanesa Rodríguez (31) y a su primo y colega Federico Sánchez Estéves (31), a gestar el proyecto que buscaba evitar que los niños valletanos tuvieran que trasladarse al Gran Mendoza para operarse, con todo lo que el desarraigo implica.

"Empezó como una idea y nos dimos cuenta de que había una maquinaria detrás para que esto existiera", comentaron los médicos que estaban realizando su residencia en el Notti, acerca de la propuesta que empezó a formalizarse a fines de febrero de 2016. Primero, nutriéndose de ganas y buena voluntad por parte del equipo directivo del Scaravelli y luego, encontrando el apoyo político de la gestión en Salud del ex ministro Rubén Giacchi, que recibió el visto bueno del gobernador para que en Tunuyán se creara el servicio de cirugía pediátrica.

notti.jpg
El hospital Humberto Notti<br>
El hospital Humberto Notti

Unos meses después, los mentores del proyecto fueron contratados para empezar a brindar un servicio full time, lo que implicó que hasta se mudaran a vivir al Valle de Uco. Y en agosto realizaron la primera intervención a un niño de 12 años, por una torsión testicular.

De ahí en más el equipo no paró de realizar atenciones, al punto de sumar en un año 2.000 evaluaciones de pacientes, 350 cirugías y de haber evitado 1.600 derivaciones al Notti.

"Notamos que hay más consultas, hasta de los mismos pediatras, y que aumentó el número de controles porque muchos ni siquiera podían llegar al Notti a controlarse por cuestiones económicas", comentó Rodríguez, acerca del panorama con el que se encontraron.

Es que los servicios que ofrecen no sólo están dentro de un quirófano, sino que se turnan para hacer guardias, de modo que los 365 días del año alguno de ellos está atento a las urgencias. También hacen consultorio algunas tardes en el Scaravelli; y en el Las Heras, de Tupungato, y en el Tagarelli, de San Carlos, los últimos miércoles y los primeros jueves del mes respectivamente.

pediatras-2.jpg

Dentro de las intervenciones quirúrgicas que realizan a niños de hasta 15 años, están las referidas a hernias isquiáticas, fimosis, hasta apendicitis y escrotos agudos. "Lo bueno es que tampoco hemos tenido quejas y sólo 3% de los casos tuvieron alguna complicación, pero dentro de lo normal", agregó Estéves.

"Acá a la realidad la vivís de otra manera, te llega de otro modo. Nos dimos cuenta de que el compromiso social que se genera es mayor, que excede a lo nuestro, pero también que la gente es muy agradecida", expresó la médica, con respecto al vínculo que han establecido con la comunidad valletana.

Además, destacaron que hubo buena predisposición del personal del hospital, porque la mayoría tiene hijos. "Es que cualquier adulto del Valle de Uco sabe que puede terminar requiriendo de sus servicios para sus hijos, en alguna oportunidad", dijeron.

"La idea es seguir formándonos. Apuntar a especializarnos en las cirugías mínimamente invasivas", adelantó Sánchez Estéves, con respecto a lo que proyectan a corto plazo, para mejorar el servicio, alentados por una nueva adquisición del hospital. Desde el Scaravelli anunciaron que saldrá próximamente la licitación para la compra de una torre de laparoscopía, cuyo valor asciende a $2 millones.
Fuente:

Más Leídas