Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 23 de agosto de 2016

Hay "una disminución de la oferta sexual en la vía pública" en Mendoza

Así lo afirmaron desde la Municipalidad de Mendoza que realiza operativos para terminar con la oferta de servicios sexuales.

Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Mendoza lleva labradas 1.504 multas por la contratación de servicios sexuales en el espacio público. Según los inspectores, la mayoría de las personas que incurrieron en el delito pertenecen a otros departamentos e, incluso, a otras provincias. Las infracciones corresponden al octavo mes de la aplicación de los artículos 41 y 42 del Código de Convivencia.

Del total de actas labradas, 535 fueron abonadas, 169 presentaron descargo y 800 se notificaron en el domicilio de los infractores. Como la infracción implica una falta grave, su sanción representa una multa de 2.000 UTM (unidad tributaria municipal que cuesta $149 cada una) lo que equivale a $2.980. Por estos delitos, la Comuna lleva recaudados $1.067.116.

"Con la aplicación de la norma y la presencia municipal, se observa una disminución de la oferta sexual en la vía pública. Todos los días se realizan operativos con puestos fijos y móviles con la presencia de preventores, policía departamental de Capital e inspectores de Tránsito, en determinadas zonas de la ciudad", indicó el secretario de Seguridad Ciudadana, Raúl Levrino.

Las zonas de mayor oferta de servicios sexuales en la vía pública siguen siendo la Tercera y Cuarta Secciones. Las calles donde se detectaron infracciones son Federico Moreno, Beltrán, Salta, Ayacucho, Chacabuco, Maipú, Ituzaingó, Buenos Aires, Montecaseros, Córdoba y Corrientes. Esos puntos de consumo, a partir de la presencia municipal, se están trasladando a otros sectores.

Durante los últimos meses, se sumó a la aplicación de multas a los clientes, un seguimiento de los sitios donde se ejerce clandestinamente la prostitución. Fueron clausurados y cerrados seis locales de albergue transitorio, que se presentaban como hostel, telos o lugares de alquiler de habitaciones para turistas, pero en verdad funcionaban como espacios donde se ofrecían servicios sexuales.

Problemas y soluciones
Robos, violencia, droga y ruidos molestos denunciaban los vecinos, antes de aplicarse la nueva normativa, que si bien toma en cuenta la demanda ciudadana, perjudica a una franja de la sociedad, ya que el trabajo sexual constituye la única opción para muchas mujeres a cargo de familias que no encuentran otra fuente de ingresos para vivir. Asimismo, traslada el problema de la prostitución a los departamentos limítrofes de Capital.

Respecto de esta situación, desde la Comuna explicaron que les ofrecerán a estas mujeres una oportunidad para superar la situación de carencia en la que se encuentran, ya que cuentan con una amplia oferta gratuita de capacitación en oficios, formación de emprendimientos productivos e inclusión en la Oficina de Empleo, programas de terminalidad educativa, asistencia sanitaria y abordaje social, atención de casos de violencia de género y asesoramiento legal. Hasta el momento, sólo cuentan con un caso de una trabajadora sexual que acudió a Acción Social del municipio.

Una campaña que comenzó en 2012
Desde 2012, la Municipalidad de Mendoza se propuso combatir la prostitución y tomó para ello varias medidas. La primera de todas consistió en una ordenanza por la cual se prohibió, a partir del 13 de noviembre de ese año, el servicio de prostíbulos y locales nocturnos que promuevan encubierta o directamente la oferta sexual. A través de esta ley, innumerables saunas, cabarets y sitios de alterne clandestinos quedaron clausurados.

Esta iniciativa ayudó también a desmontar negocios que movían miles de pesos diarios, como Pyme Vip, en calle 25 de Mayo, a metros de Sarmiento. Ese prostíbulo fue denunciado el 6 de febrero de 2013 y motivó una investigación en la que se descubrió que en el lugar trabajaban 30 mujeres en situación de vulnerabilidad social y económica engañadas con falsas ofertas laborales. El caso concluyó en ocho condenados a prisión el año pasado.

A partir de la gestión del intendente Rodolfo Suárez y con la sanción del Código de Convivencia, se profundizó aún más el objetivo de erradicar la oferta sexual en el departamento y el 16 de diciembre de 2015 comenzaron a montarse distintos operativos para multar a quienes consuman servicios de esta índole en la vía pública. Para las autoridades municipales, esta situación genera conflictos que alteran el normal desarrollo de quienes residen y transitan por la ciudad.

Qué dice la ley
-Artículo 41. Normas de conducta. Se prohíben el ofrecimiento, solicitud, negociación y aceptación de servicios sexuales retribuidos en el espacio público de la ciudad de Mendoza, en todo su radio municipal y de forma especial cuando excluyan o limiten la compatibilidad de los diferentes usos de dicho espacio público.

-Artículo 42. Régimen de sanciones. La autoridad municipal se limitará a recordar que dichas prácticas están prohibidas por la normativa. Si estas personas persistieran, se procederá al inicio del procedimiento administrativo sancionador y a la actuación que corresponda derivada de la identificación de dichas personas.
Fuente:

Más Leídas