Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
sábado 11 de junio de 2016

Hay $500 millones en multas viales impagas y Cornejo va a privatizar el cobro

Así lo reveló el jefe de la Policía Vial, comisario general Oscar Ómola, y aclaró que no incluye las de los municipios.

Multas de tránsito se hacen todos los días y los infractores no ahorran mala sangre, discusiones con el policía que hace el acta, furiosos ademanes al vacío, en solitario, frente al acta en el parabrisas y hasta una ristra de variados insultos. Sin embargo, solo el 30% de los indignados paga y más del 50% de las infracciones prescriben. Esto es, caduca el plazo legal para reclamar su cobro.

Ese panorama es histórico y así lo refleja hoy el Sidico (Sistema de Información Contable de la Provincia), el programa informático del Estado que da cuenta de que desde el 2002 al 2015 está pendiente cobro por actas viales la suma de $500 millones.

Para tener una idea de la magnitud de la cifra, es igual al 10% del déficit que arrojaron las cuentas públicas provinciales durante el 2015.

Esta millonaria cifra y la falta total de estructura para cobrar rápidamente las multas por infracciones viales es lo que empujó al gobernador Alfredo Cornejo ayer a anunciar "el gerenciamiento del sistema de cobros de sanciones viales, seguros y pago de las coberturas médicas que hace el Estado y que hoy por un motivo u otro, no nos pagan o no podemos cobrar".

Es ni más ni menos que la privatización del sistema de cobranzas. Cornejo precisó: "Tenemos en mente un sistema integral para que las multas sean cobradas rápidamente, porque si no el sistema sancionatorio no tiene efecto en quien comete la infracción".

Recalcó que no sirve tener multas de valores altos si al final no se pueden cobrar y señaló: "En tres o cuatro meses vamos a estar listos para llamar a licitación y ponerlo en marcha".

Estructura cero

El jefe de la Policía Vial, comisario general Oscar Ómola, explicó a Diario UNO: "Estos $500 millones en multas pendientes de cobro aparecen en el sistema contable de la Provincia, pero no sabemos cuánto de esa cifra está en condiciones de ser reclamado".

En ese sentido, refirió que hay que revisarlo porque "las multas que no fueron notificadas al infractor y pasaron más de dos años sin cobrarse están prescriptas".

De todos modos, si la mitad de ese monto fuera cobrable, sería una verdadera fortuna y fuente de necesidad para el Estado provincial.

Ómola indicó: "El problema actual y que se arrastra de siempre son las notificaciones: no hay personal para llevarlas porque esa tarea debe hacerla la misma policía. Hay que buscar al infractor en el domicilio y notificarlo en persona; si no, hay que volver".

El jefe de la Vial agregó: "Entre la falta de personal y la gran logística que demanda, se produce un gran cuello de botella, todo colapsa y queda una gran cantidad sin notificar. Si no se notifica, no se puede avanzar en el apremio y a los dos años, además de no poder cobrarse, también prescriben".

El comisario general comentó, como ya lo había hecho el gobernador Cornejo: "Córdoba tiene el servicio de cobro tercerizado y anda muy bien, redujeron al mínimo la deuda pendiente y las multas se cobran con rapidez".

En ese sentido señaló: "Está claro que cuando es más eficiente el sistema de cobro de multas, más se cuida la gente cuando maneja".

La policía hace un promedio de 400 boletas por día

Si contamos desde el primer día del año hasta hoy, la Policía de Mendoza ya les sacó multas a unos 52.000 mendocinos por distintas infracciones de tránsito.

La estadística no es menor y refleja que la Vial labra un promedio de 16 multas por hora.

Esto no incluye todas las infracciones que se cometen y se sancionan en los departamentos de Capital, Guaymallén, Godoy Cruz, Las Heras, Maipú, Luján y San Martín, entre otros, que tienen sus propias jurisdicción vial con sus policías municipales.

El promedio de 400 multas diarias refiere a las que confecciona solo la policía provincial y que, por ejemplo, no tiene entre ellas las de alta velocidad porque la provincia casi no cuenta con radares habilitados.

El director de la Policía Vial, Oscar Ómola indicó: "Las faltas más comunes y numerosas que se cometen son la falta de uso del cinturón de seguridad y circular sin las luces encendidas".

Indicó también: "El uso del teléfono celular es otra de las infracciones más habituales, pero más difícil de detectar porque hay que dar con ellas casi de modo in fraganti".

En la totalidad de infracciones, la conducción en estado de ebriedad ocupa una porción muy pequeña aunque aumentó con fuerza en los últimos años. En lo que va del año multaron a 1.100 conductores".
Fuente:

Más Leídas