Mendoza - micros micros
lunes 02 de mayo de 2016

Hallan alrededor de 60 colados en cada operativo de colectivos en Mendoza

Es el promedio que se detecta en cada inspección que supervisores y policías realizan durante los fines de semana.

Existe un momento de la mañana, sobre todo en los fines de semana, en el que se trenzan la vida de los que van a trabajar y los que vuelven de algún festejo. Ese cruce muchas veces se da en un micro. Hay caras largas de cansancio. Bostezos. Alguien silbando un tema al compás de un celular. En ese momento, es cuando los inspectores de ómnibus y la Policía realizan sus operativos, como el del sábado pasado en el que se detectaron 12 "colados", siete de los cuales quedaron detenidos por resistirse.

En el operativo, que se enmarca dentro de la campaña "Evitá sanciones", fueron identificadas 12 personas que no habían pagado el boleto. Tres de ellas, menores.

Eso ocurrió frente al espacio cultural Julio Le Parc, donde se inspeccionaron alrededor de 50 colectivos de los grupos 2, 5 y de la Empresa Provincial de Troles, entre las 5.30 y las 7.30.

Este, sin embargo, fue un operativo con cifras menor a las habituales.

Desde AUTAM informaron que los operativos se hacen, generalmente, en zonas de mucho tráfico. Alrededor de 100 colectivos se revisan y de ellos se bajan por no pagar a unos 60 pasajeros y se llevan detenidos unos 20, que son quienes protagonizan algún cruce contra los inspectores.

"Lucha" contra los evasores
Como esto es una realidad que se arrastra desde hace tiempo, AUTAM, Sipemom y el Ministerio de Transporte (hoy Secretaría de Servicios Públicos) conformaron una comisión de seguridad hace tres años.

En aquel momento formaron estos operativos junto con la Policía para inspeccionar los micros los fines de semana y evitar episodios de violencia. Desde AUTAM cuentan que con frecuencia sucedía que un supervisor identificaba a un "colado" y cuando le invitaba a descender del vehículo, este lo golpeaba.

Hace un mes exacto se lanzó la campaña "Evitá sanciones" y desde hace dos semanas se agregaron otros operativos.

La diferencia con los que se hacen desde hace dos años es que los nuevos operativos son de lunes a viernes y los hace un grupo formado por dos o tres inspectores de diferentes líneas y un efectivo.

A tener en cuenta
Parte de la batalla cultural que quieren dar desde AUTAM y Sipemom es que todos los que usen el servicio de ómnibus lo paguen.

Uno de las situaciones que se presenta a menudo es que hay pasajeros que dicen "no tenía efectivo y me pagó un amigo que ya se bajó".

Como la Red Bus es el comprobante del boleto, ya que el inspector lo controla desde un celular, el pasajero debe saber que si otra persona le paga con su tarjeta, cuando esta se baja, con ella se baja el comprobante. De modo tal que si un inspector se sube y el pasajero no puede acreditar que pagó, debe hacerlo nuevamente o bajarse.

Se trata de pérdidas millonarias
En 2015 se sabía que los colados en los micros dejan pérdidas de entre $3,5 y $6 millones.

Allí se explicaba que ese dinero representaba entre 0,9% y 1,5% del total de la recaudación, que para el año pasado estuvo prevista en $400 millones.

Lo que decían las autoridades en ese momento es que las cifras no eran tal elevadas, pero el problema se plantearía si la evasión aumentara.

Con lo cual la lógica de evitar una conducta evasiva que tienen los operativos obedece a ese punto: no permitir que aumente la cantidad de "colados".

En aquella nota ya se hablaba de abrir mayor cantidad de bocas para cargar Red Bus. Hoy se sigue discutiendo lo mismo. Habrá que ver cuándo se cristalizan las discusiones.
Fuente:

Más Leídas