Mendoza - Santiago Maldonado Santiago Maldonado
viernes 01 de septiembre de 2017

Habló la chica que vivió con Maldonado en Mendoza

Natalia Leyens describió la particular personalidad de muchacho que tiene en vilo al país

Santiago Maldonado llegó a Mendoza en bicicleta desde Buenos Aires con la intención de cruzar a Chile. hizo una parada de 8 meses en los que trabajó, participó de ferias e hizo amigos.

Natalia Leyens, de 31 años, es la mendocina con la que Maldonado convivió cuatro meses y puede describir cómo es él: "Lo conocí en una feria en el Centro Cultural Israelita. Él estaba tatuando. Era muy simpático y cordial por lo que pronto nos hicimos amigos".

Santiago llegó en marzo de 2015 y su idea de cruzar a Chile era para encontrarse con unos amigos.

"Acá sólo iba a estar unos días pero se quedó. Le gustó mucho nuestra provincia y como tuvo algunos problemas de salud que hicieron que postergara el viaje, con mi familia lo invitamos a casa y vivió con nosotros alrededor de 4 meses", comentó Natalia, quien se dedica a la venta de tinturas del cabello y estampado en ferias artesanales.

maldonado.jpg
Santiago Maldonado en el
Santiago Maldonado en el "lapiz" de Marcelo Marchese.

"No tengo fotos con Santiago y ahora me arrepiento, pero en ese momento no nos gustaba sacarnos fotos. Sólo me queda su recuerdo y un tatuaje que me hizo" dijo la amiga de Maldonado. El tatuaje al que hizo referencia lo tiene en la espalda y representa al dios andino Viracocha, tomado del portal del Sol de Tiwanaku, en Bolivia.


"Siempre fue muy bueno, alegre y hacía amigos adónde iba", agregó.

En comunicación telefónica con diariouno.com.ar, Natalia recordó que "Santiago siempre buscaba actividades, no se quedaba quieto, pintaba murales, escribía, cantaba rap. Era fanático de la medicina natural y por eso se iba a la montaña a buscar hierbas. Sabía mucho sobre el tema"·

"Quiero destacar que él no militaba en ningún partido político. Sólo salía en defensa de lo que él creía injusto. Era muy solidario", aseguró Leyens

Fuente:

Más Leídas