Mendoza Mendoza
lunes 08 de agosto de 2016

Gullé quiere que los fiscales solamente investiguen delitos graves

Su idea es que los ayudantes fiscales se dediquen a los menores y así poder descomprimir la tarea investigativa. Señaló que es necesario especializar las unidades fiscales en determinados delitos

Alejandro Gullé, el candidato del gobernador Alfredo Cornejo, para ocupar el lugar de Procurador de la Corte, aseguró que uno de sus objetivos es especializar las unidades fiscales y descomprimir el trabajo de los fiscales, haciendo que sus ayudantes se ocupen de los delitos menores.

En entrevista con Buen Día Argentina, de canal 7, Gullé aseguró que el 65 por ciento de los delitos que se cometen son correccionales, menores.

"Me pregunto: ¿por qué distraer a los fiscales que pueden estar abocados a los delitos de mayor gravedad en delitos de menor cuantía pudiendo poner a los ayudantes fiscales a investigarlos y llevar su juzgamiento ante un juez correccional?".

Según explicó el candidato del Ejecutivo, "un ayudante fiscal, para poder rendir debe tener los mismos requisitos que el fiscal. Hoy está en la trinchera, toma la denuncia, pone en conocimiento al fiscal de los delitos graves, va a al lugar de los hechos pero hay medidas que pueden ser tomadas sin una directiva fiscal y así haríamos que el cuerpo de fiscales se dedique a profundizar la investigación en aquellos delitos que provocan mayor perjuicio social", señaló Gullé y agregó que con esto no se trata de no investigar los delitos menores, "pero la realidad nos está superando y hay que hacer que el ayudante fiscal haga algo más y si no está capacitado, hay que capacitarlo".

Justamente, Gullé afirmó que en caso de que el Senado apruebe su pliego, uno de sus objetivos es la especialización de las unidades fiscales.

"Sobre la base de estadísticas y estudios, hay que especializar las unidades fiscales en determinados delitos. Necesitamos una especializada en violencia de género", señaló el actualmente juez de la Sexta Cámara del Crimen.

Un juez tildado de duro

Gullé es señalado por los que lo apoyan y los que no, como un juez de "mano dura". Sin rechazar el mote, ni confirmarlo, el magistrado señaló: "Yo creo que al momento de aplicar la ley debemos guiarnos por las pautas que nos da el código penal, si el delito es grave y merece un reproche severo, no nos debe temblar la mano para aplicarlo porque hay personas que nunca más superan el perjuicio ocasionado".

"No estoy diciendo que la pena sea venganza, si el perjuicio es grande, el delincuente debe saber que la pena también será grande. No es lo mismo quien le saca el celular y sale corriendo a aquel que lo golpea innecesariamente", afirmó.

En cuanto a la situación de las cárceles, Gullé aseveró que "las cárceles mendocinas son un problema de vieja data, se ven mal, pero no son un impedimento para seguir encarcelando, hay que mejorarlas".

Fuente:

Más Leídas