Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 21 de junio de 2016

García Uriburu y su vínculo artístico y personal con Mendoza

La familia Aldao es dueña de la finca Los Álamos, donde a principios de este milenio comenzó a idearse y sembrarse el Laberinto de Borges, con arbustos que hoy le dan forma a ese objetivo. García Uriburu lo apoyó.

El recientemente fallecido Nicolás García Uriburu tenía un vínculo artístico y personal con Mendoza, ya que a través de su amistad con el recordado Camilo Aldao apoyó y vino en varias oportunidades a sostener el proyecto del Laberinto de Borges en San Rafael.

La familia Aldao es dueña de la finca Los Álamos, donde a principios de este milenio comenzó a idearse y sembrarse el Laberinto de Borges, con arbustos que hoy le dan forma a ese objetivo.

"Era amigo de Camilo, visitó el lugar y dejó algunos dibujos, admiraba a Borges y apoyaba una movida ecológica como esta", recuerda el mendocino Marcello Mortarotti, quien con otros artistas locales esperan finalmente inaugurar este espacio borgeano al que había que darle tiempo para el crecimiento de sus arbustos.

Lo que García Uriburu sí dejó fue su maravillosa serie pictóricas sobre los ombúes. Y además era coleccionista del arte precolombino, admiraba esa historia y fue uno de los primeros que comenzaron a recuperar ese patrimonio, creando un museo en Buenos Aires.

"Hemos tomado un cafecito en su museo, en el pasaje Bollini, donde también estaba su estudio, y además participaba en museos de arte precolombino en Perú y Chile", detalla Mortarotti, y lo describe como "un iluminado". "Toda su obra tiene cada día más sentido porque la amenaza ecológica es cada vez mayor", sostiene y rememora su intervención artística en el Riachuelo.

"Él era un activista del arte, su obra está comprometida con la realidad, su política no se sitúa en derechas o izquierdas sino en una tercera posición de lograr una vida humana armónica con la naturaleza", reflexiona.
Fuente:

Más Leídas