Mendoza - Córdoba Córdoba
viernes 18 de noviembre de 2016

Galgos: advierten que la ley afectará unos 50 mil empleos

La norma aprobada en el Congreso que impide las carreras de esos animales castiga con penas de 4 años de cárcel y multas de hasta $80.000.

La Cámara de Diputados de la Nación convirtió en ley el proyecto que establece la prohibición de las carreras de galgos en todo el país. La sanción se produjo en medio de un clima caldeado por los enfrentamientos que protagonizaron grupos proteccionistas de animales y de galgueros en las inmediaciones del Congreso.

Con 132 votos afirmativos, 17 negativos y 23 abstenciones, se consagró la norma de la senadora Magdalena Odarda.

La iniciativa sanciona con prisión de entre uno y cuatro años y al pago de multas de hasta $80 mil a quien "organice, participe o promueva" esas competencias. El proyecto ya había recibido media sanción en el Senado, con 42 votos a favor y 15 abstenciones.

Repercusión mendocina
En Mendoza no hay un registro que permita contabilizar la cantidad de canódromos funcionando pero se estima que hay alrededor de tres por departamento. También se calcula que detrás de cada perro compitiendo, unas siete personas tienen directa e indirectamente trabajo.

El legislador peronista Alejandro Abraham, quien fue el único mendocino que se opuso a la ley, sugirió al respecto "subir las penas pero no prohibir una actividad que da trabajo a 50 mil argentinos", y agregó: "En este momento podrá ser un trabajo informal pero es una fuente de ingreso de mucha gente".

Las carreras se organizan en terrenos privados y en la mayoría de los departamentos, todos los fines de semana. Sólo en La Paz y Rivadavia hay ordenanzas que las regulan. En Luján y en San Martín están prohibidas. Según los organizadores, asisten más de 200 personas a cada evento, que se transforma en un gran encuentro familiar y de amigos ya que es acompañado con asado y festejos de todo tipo.

Dependiendo de cada dueño los competidores pagan una inscripción, mientras que los participantes una entrada . Hay carreras que otorgan un premio monetario al can ganador y otras que entregan una capa y un trofeo. En las primeras los montos nunca han sido superiores a los $15.000. En provincias como Córdoba se ha llegado a entregar hasta $100.000.

Es común que los organizadores hereden de sus padres la actividad y por eso es raro encontrar a alguno que tenga menos de una decena de años de experiencia en el rubro. En cuanto a la promoción, en las páginas de Facebook, sólo en Mendoza, hay mas de una docena de grupos sobre dónde comprar o consultar dónde competir.

Los galgos entrenados cuestan desde $1.500 hasta $20.000. Compradores chilenos pagan por perros desde $10.000 hasta $80.000. Los canes comienzan a competir cuando cumplen los dos años y corren de dos a cuatro años a partir de esta fecha. Luego son remplazados por nuevas generaciones.

Dificultades
Proteccionistas de animales y grupos de galgueros quedaron fuertemente enfrentados luego de que se sancionara la ley. Los animalistas pugnan por terminar con la esclavitud de los animales y que la legislación avance en un proceso que deje de verlos como cosas que pueden ser usadas para la diversión o la explotación monetaria.

Del otro lado, los entrenadores de canes insisten en que los animales son cuidadosamente tratados y que no se entiende cómo se les prohíbe algo que está culturalmente unido a las costumbres de ciertos pueblos y lugares. También se sienten menospreciados, ya que otras actividades que involucran a animales como las carreras de caballos no son rechazadas del mismo modo.

Para unos no queda otra solución que prohibir, ya que niegan rotundamente que se coloque a los perros en esa situación de violencia y uso cruel. Para otros la mejor alternativa sería que se los regulara estrictamente para evitar la proliferación de la ilegalidad y la pérdida de innumerables fuentes de trabajo. Estos últimos intentarán corregir la tendencia presentando una medida de amparo contra la ley que les impide seguir funcionando.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas