Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 08 de octubre de 2017

Finalmente demolieron la casa de Benito Marianetti

Estaba en calle Perú. Su dueño, abogado, militante y uno de los escritores más prolíficos de Mendoza, asiló allí a figuras

La casa de Benito Marianetti resistió 6 bombardeos. Estos atentados, por los ideales de su dueño, fueron apenas algunos de los capítulos de la historia política y cultural mendocina que se forjaron en el interior de ese inmueble que estaba ubicado en calle Perú casi Espejo. Allí se refugiaron poetas, políticos y destacadas figuras, y en el estudio se escribió más de una treintena de libros y se mentó la defensa de varios presos políticos.

Escribirlo en pasado no es un equívoco. La vivienda del fallecido escritor, abogado y militante comunista fue demolida esta semana y en ese punto geográfico de la ciudad donde supieron estar Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Roberto Azzoni, Carlos Alonso y Leopoldo Suárez, entre otros, hay máquinas sacando escombros y dejando limpio el terreno para un proyecto inmobiliario.

Que se vendería para una posterior demolición fue lo que supo la sociedad mendocina hace poco más de dos meses, cuando el cartel anunciando el arribo de las topadoras puso en alerta a actores de la política y la cultura provinciales, que alzaron su voz en contra.

Sin embargo, esto puso en evidencia, también, que no sólo se perdería uno de los emblemáticos edificaciones de Mendoza, de más de 80 años, creado por el arquitecto Raúl Álvarez, sino que no hubo hasta entonces ni declaraciones por parte de Patrimonio, ni aporte estatal de ningún tipo para su preservación o proyectos que buscaran adquirir o, al menos, alquilar el edificio para darle uso cultural comunitario.

Que ya no podían seguir manteniéndolo por la inversión monetaria que demandaba –por su estado añejo– y que ya ni siquiera estaba habitado, con el peligro constante de que fuera usurpado, fueron los motivos de venta que dieron a fines de julio en algunos medios los descendientes directos de quien fuera uno de los principales referentes, junto con su camarada Ángel Bustelo, del Partido Comunista.
Por respeto a su figura y por querer dar por cerrado un capítulo que, aseguraron, terminó triste y problemático, explicaron que no quieren dar nuevos testimonios, pero sí ratificaron su enfado.

Porque en Mendoza no se hizo nada el domingo 1 de octubre para recordar que hace 41 años falleció Marianetti, apenas 28 días después de que encarcelaran a Bustelo, lo que, dicen, le provocó una tristeza inmensa por no haber podido hacer más, aunque inició el primer expediente y hábeas corpus. Además, hasta que trascendió lo de la venta, nadie había tenido iniciativas para valorar el legado de quien "dio la vida por Mendoza", como dijeron.

Esos fueron algunos de los motivos dados a Diario UNO, como ejemplo.

Según informaron desde la empresa Elite SA, encargada de la demolición total de la propiedad de 285 metros cuadrados, el terreno de 537 metros cuadrados donde estaba emplazada la vivienda estaría en unos 15 días limpio completamente para una futura obra.

El inmueble fue adquirido por una empresa de Buenos Aires que, aprovechando la buena ubicación céntrica, iniciaría un proyecto inmobiliario que aún no está definido. Que se levante un edificio es una opción

"La casa fue demolida completamente. Tenía dos plantas", describieron desde Elite, especificando que contaba con un jardín y terraza elevada del patio tipo galería. Ya no había muebles pero sí fueron descolgados algunos cuadros que la familia Marianetti rescató, como también hizo con los libros que fueron donados a la Biblioteca del MEDH.

Fuente:

Más Leídas