Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 04 de julio de 2016

Fastidio radical porque el PRO mendocino piensa en listas propias para 2017

El jefe de Diputados, Néstor Parés, dijo que es tiempo de gestión y no de candidaturas. El intendente De Marchi retrucó que empezar ahora fortalece al frente.

Un verdadero fastidio generó en el radicalismo el anuncio del intendente de Luján, Omar de Marchi, de que el PRO ya trabaja para ir con listas propias a las elecciones legislativas del año que viene, dentro –según él mismo expresó– del frente Cambia Mendoza.

La afirmación pública de De Marchi no cayó bien en la UCR y en el Gobierno de Mendoza, no porque no le reconozcan el derecho a hacer listas propias, sino porque creen que no es oportunidad para debatirlo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés –brazo político del gobernador Alfredo Cornejo en la Legislatura–, no dudó en cuestionar la iniciativa: "Hoy todos los esfuerzos son para la gestión. Esto es avivar una cuestión interna que no existe. El que quiera hablar de candidaturas está totalmente a destiempo. Es como discutir ahora cuál va a ser el equipo que va a jugar el Mundial de Rusia", graficó.

De Marchi había dicho el sábado tras un encuentro de unos 600 referentes y militantes del PRO mendocino, en un hotel de Maipú: "En el PRO estamos evaluando la posibilidad de ir con candidatos propios, dentro del frente Cambia Mendoza. Están participando vecinos muy preparados y con ganas de producir cambios reales en la política, y por eso trabajamos mucho para que en las elecciones de 2017 podamos competir con éxito, con listas de candidatos del PRO en toda la provincia y en todos los departamentos".

Esta fue la frase que generó el remezón interno en el frente Cambia Mendoza, que componen la Unión Cívica Radical, el PRO, el Partido Demócrata y otras agrupaciones menores.

Parés resaltó: "A mí no me entra en la cabeza cuál será la estrategia del PRO o del Partido Demócrata. Hablar de estrategias electorales ahora no tiene sentido, queda muchísimo tiempo para eso, toda una eternidad queda".

Recalcó: "Me parece que es algo que hay que hablar el año que viene. Hoy es estar totalmente a destiempo. Todos lo que trabajamos en política, que tengan cualquier cargo, deben trabajar para que la gestión sea buena, que la verdad estamos bastante complicados".

Incluso apuntó directamente al intendente de Luján y dijo: "Me gustaría tomarme un café con Omar (De Marchi) para preguntarle que pasó. Él es intendente, sabe cómo es esto y sabe que agarró una de las comunas que no estaban en mejor estado y que la gestión lo necesita".

"Estoy en la gestión y el partido"
El cacique lujanino, Omar De Marchi, rechazó las críticas y por el contrario, resaltó que esta búsqueda del PRO va a consolidar al frente Cambia Mendoza: "Los partidos no pueden morir pasadas las elecciones, si no caemos en el error de que están solo para distribuir cargos".

"¿Cuál es el problema? Si hasta fortalece la construcción del espacio", continuó De Marchi. Argumentó: "Lo que debilita históricamente a las estructuras partidarias es la discusión de candidaturas sobre la hora de las elecciones. Si al contrario, el PRO puede tener sus propias listas y no nos desgastaríamos en una negociación porque nuestra intención es siempre competir en las PASO dentro del frente Cambia Mendoza".

Ante las críticas sobre que no es oportuno poner ahora este tema en la agenda, el intendente de Luján, retrucó a esos comentarios: "Para nada, la gestión y las estrategias electorales van por carriles separados".

Y detalló: "Le dedicamos 25 horas por día a la gestión, pero también tenemos la responsabilidad de mantener el funcionamiento del partido, del PRO, al que queremos consolidar en la provincia".

Sin ceder a su postura aclaró: "Lo que yo dije es parte de nuestra expectativa, pero no es definitivo, lo vamos a discutir dentro del frente. Lo que estamos haciendo es abrir canales de participación ciudadana para hablar de temas de gestión, de las prioridades de los departamentos y tenemos mucha gente que voluntariamente está interesada".

En la UCR hay tres grupos fuertes
Al radicalismo gobernante en Mendoza no le conviene que alguien dispare ahora la carrera electoral del año que viene porque en la UCR hay, al menos, tres líneas internas fuertes que en las pasadas elecciones demostraron tener peso propio.

Por un lado, está la línea que sigue al gobernador Alfredo Cornejo y que cuenta con la ventaja de estar en el timón del Estado. Por otro lado, está el sector de Julio Cobos, que tiene a los caciques de Guaymallén y Las Heras. El tercer sector es el de la vicegobernadora Laura Montero, más cerca de Cobos que de Cornejo.

Las tres líneas tienen aspiraciones para el futuro.
Fuente:

Más Leídas