Mendoza Mendoza
domingo 25 de septiembre de 2016

Evitar nuevos accidentes en el Acceso Sur es la consigna

Vialidad Nacional define las medidas de seguridad sobre la Rotonda del Cóndor, donde las tres vías pasan a dos. Los trabajos contemplan, además de la ampliación, la construcción de un puente. Todo estará listo en un año

La principal inquietud que surge respecto a la tercera trocha del Acceso Sur es saber qué medidas instrumentarán para evitar accidentes en las zonas donde los andariveles se reducirán de tres a dos.
Desde la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) informaron que lo que se hará sobre la Rotonda del Cóndor será una medida tripartita: por una lado señalización, por otro reductores de velocidad y en tercer lugar una cuña a través de la cual el tercer andarivel desaparecerá hasta integrarse a los otros dos.

La duda es porque, a contramano de la lógica, la obra de la tercera trocha entrañó mayor cantidad de accidentes viales, aunque de menor gravedad.

De eso dio cuenta Diario UNO en abril pasado. Por ello, a un año de que finalice la obra, Vialidad nacional ya piensa en las soluciones viales que aplicará sobre el nudo que se forma entre los accesos Sur y Este. Allí se utilizarán las mismas tres herramientas que en la finalización de la primera etapa en Rodríguez Peña.

Las decisiones que se apliquen en ese sector son importantes sobre todo si se tiene en cuenta que se producen "muchos accidentes por no respetar la velocidad máxima que indican los carteles de 40 kilómetros por hora", agregaron desde el organismo.

Si en la actualidad, que trabajan más de 50 operarios a la vera del camino, se producen choques, qué puede pasar en el futuro cuando las tres vías estarán despejadas, se preguntan desde Vialidad nacional.

De ahí, en parte, la atención que depositan los técnicos sobre el cruce de Acceso Sur y Acceso Este.
Proyecciones

Desde Vialidad nacional, organismo que solventa y supervisa la obra, dijeron que los trabajos marchan a buen ritmo y que el plazo de finalización, por ende, se estima para dentro de un año.
La segunda etapa de la obra no sólo incluye la ampliación de la ruta a través de la tercera trocha sino la construcción del puente de Aristóbulo del Valle, en Godoy Cruz, que cruzará el Acceso Sur al igual que las calles Adolfo Calle o Lamadrid en Guaymallén.

También se está terminando de acondicionar una rama de ingreso y otra de egreso del Acceso Sur a Lamadrid, con sus respectivos carriles de aceleración. Dicho en otras palabras: una bajada y una subida.

"La obra tiene un muy buen ritmo de avance y vamos a seguir así porque los pagos con la empresa están normalizados. Se demoró unos meses entre cada una de las etapas porque no se hacía el traspaso formal del convenio, pero ahora estamos trabajando con todo", dijo Patricia Gutiérrez, gerenta regional de Cuyo de Vialidad nacional.

Historia
La ampliación del Acceso Sur arrancó en octubre de 2014 en el tramo que abarca desde Juan José Paso hasta Rodríguez Peña, lo que representa el 65% del total de la obra.

El convenio para esa primera etapa consistía en la financiación de la DNV y la supervisión del Gobierno provincial.

El primer tramo finalizó al año, justo cuando cambió la gestión de Vialidad nacional.

Durante casi medio año hubo un impasse y luego se retomó la segunda etapa, bajo un convenio distinto en el que Vialidad se hizo cargo no sólo del financiamiento sino del control de los trabajos. Esto obedece, según Gutiérrez, "a una política a nivel nacional. Se encontraron convenios en todas las provincias con un desorden importante. La decisión que se tomó fue que si se financia una obra se la controla también".

Originalmente el plazo estipulado era de seis meses para la segunda etapa, pero se extendió hasta un año y medio (de abril de este año a octubre de 2017) por la inclusión de un puente.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas