Mendoza - Santa Rosa Santa Rosa
miércoles 31 de agosto de 2016

"Esto está destruido", afirmó el nuevo presidente del Iscamén

Fue al referirse a la bioplanta donde se producen millones de moscas estériles para el combate de la carpocapsa, la grafolita y la mosca de los frutos en Santa Rosa.

"Esto está destruido", dijo el nuevo presidente del Iscamén, Alejandro Molero, al referirse a la bioplanta donde se producen millones de moscas estériles para el combate de la carpocapsa, la grafolita y la mosca de los frutos. El funcionario realizó estas declaraciones después de recibir en la planta del paraje El Ortizano, de Santa Rosa, al gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo y al presidente y al vice del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon y Guillermo Rossi.

Las culpas fueron cargadas especialmente sobre el antecesor de Molero, Raúl Millán, quien debió renunciar apresuradamente a su cargo hace unos meses y quien hoy se encuentra imputado por fraude e incumplimiento de los deberes de funcionario público por el fiscal de delitos complejos Juan Manuel Bancalari.

Ese estado de destrucción al que aludió Molero implicó que esté suspendido administrativamente el estatus sanitario del Sur mendocino y el Valle de Uco, y que hoy no haya posibilidades de proveer a la Patagonia de moscas estériles, única alternativa viable que tiene esa región para combatir las pestes.

"En los últimos años hubo un deterioro sostenido y hoy es imprescindible que hagamos una inversión inmediata de U$S100.000, que debemos salir a buscar en el mercado internacional", dijo el gobernador, mientras el titular del Iscamén afirmó que "hay reparaciones que se deben hacer a corto plazo, en un mes y medio, que rondan los $12 millones".

La bioplanta se inauguró en octubre de 2007 y la entonces fórmula presidencial Cristina Fernández de Kirchner-Julio Cobos cortó la cinta en un gran acto. Para construir los 16.000 metros cuadrados y equiparla, se hizo una inversión casi de $48.000.000, que fueron financiados por el Banco Mundial ($29.000.000) y la Provincia ($18.900.000).

Ayer Cornejo recordó que "es la quinta planta más grande del mundo y una de las primeras de Sudamérica, de gran utilidad para la producción mendocina y la del país", y subrayó que "se hizo bien, hubo responsabilidad cuando se proyectó y se hizo", pero acotó que para ejecutarla "se pidieron préstamos que estamos devolviendo, y en los últimos siete años hubo un deterioro sostenido".

Molero dio detalles. "Esto está destruido. La bioplanta ha tiene un nivel de deterioro muy grande. No se ha hecho ninguna reparación desde la inauguración". Indicó que hoy el sistema de preparación de alimentos para la mosca "está destrozado. Los sistemas que intercambian el calor a las camas están rotos, fuera de servicio. Sólo está funcionando uno de los tres. No hay tratamiento de efluentes porque las bombas dejaron de funcionar hace un par de años. Hay grietas y fisuras en las paredes, donde se alojan bacterias que matan a las moscas. Hay un nivel de deterioro producido en los últimos años que nos ha dejado con una reducción importante de la producción y nos complica proporcionarle mosca al sistema al resto del país". Además, enfatizó que el estatus sanitario de Patagonia no se sostiene sin Mendoza" y dijo que esto se produjo "por desidia en la gestión".

El 11 de julio, acorralado por auditorías y denuncias, renunció Raúl Millán como titular del Iscamén. Poco después, el fiscal especial Juan Manuel Bancalari lo imputó por fraude e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Entre otras irregularidades, se sospecha que Millán realizó algunas maniobras con sobreprecios, como el pago sobrevaluado de insumos y la adjudicación arbitraria de una licitación para alquilar vehículos.

Además, se denuncia que hubo desvíos en la información, especialmente de la documentación técnica y administrativa.

"Preferimos no llorar por más que tenemos mucho para decir. Preferimos mirar para adelante, hacer las inversiones necesarias y fijarnos como objetivo para fin de año el compromiso de tener a Mendoza libre de mosca", dijo ayer el gobernador.

40% de la planta funciona actualmente. "Pero si conseguimos la financiación para los equipos lograremos que funcione al 100%", dijo ayer el gobernador Alfredo Cornejo.
Fuente:

Más Leídas