Mendoza Mendoza
lunes 20 de junio de 2016

Esta semana se define el futuro de Mendoza con el Banco Nación

La Provincia y la entidad deben resolver si se extenderá por otro lustro el contrato de agente financiero. El vencimiento de una deuda de $2.200 millones, el próximo 30 de junio, precipitará las definiciones

Con el vencimiento inminente el próximo 30 de junio de la cancelación de los $2.200 millones pendientes de pago de la gestión anterior, que deberá afrontar el gobernador Alfredo Cornejo, se vendrá la definición de una negociación mucho mayor y crucial tanto para la Provincia como para el Banco Nación: la firma de un nuevo contrato por cinco años para que la entidad continúe siendo el agente financiero de Mendoza.

El ministro de Hacienda local, Martín Kerchner, será el encargado esta semana de cerrar este tema prioritario en la agenda de la Provincia.

Las conversaciones hace tiempo que están en marcha y los borradores ya han ido y venido con propuestas y correcciones en medio de un fuerte secretismo.

Sin embargo, quienes siguen muy de cerca estas deliberaciones aseguran que la renovación del contrato entre Mendoza y el Banco Nación "es un hecho" y que sólo falta "afinar la letra chica y firmar el nuevo contrato".

El vencimiento de los $2.200 millones en febrero –una decisión política estiró esa fecha hasta el 30 de junio– viene a precipitar la renovación del convenio actual, que se prorrogó automáticamente por un año y tiene vigencia hasta el próximo 22 de diciembre.

Es que el gobernador Alfredo Cornejo quiere devolver esos $2.200 millones con un plan de refinanciación a cinco años.

Según fuentes calificadas del Banco Nación, la entidad aceptaría acceder a la petición del mandatario con una condición fundamental: la renovación del contrato como agente financiero por otro lustro.

Contado así, todo indica que no habría mayores inconvenientes, pero el Gobierno mendocino reclama al Nación desde el día que asumió "otro trato como cliente" para continuar con el vínculo contractual.

Y es que el gobernador cree que Mendoza tiene muy pocos beneficios del Banco Nación –lo mismo opinaba su antecesor Francisco Pérez– siendo que es el cliente número uno de la entidad nacional.

Además de la refinanciación de los $2.200 millones, Cornejo y su equipo quieren como condición para firmar la continuidad que el Nación tenga líneas de créditos más ventajosas para los sectores productivos de Mendoza, que haya una línea de préstamos hipotecarios accesible para la ciudadanía y que los depósitos judiciales inmovilizados puedan servir como fondeo para abrir líneas de financiamiento.

De este grueso de reclamos, entre otros, algunas el Nación ya las ha puesto en marcha y otras no. Por ejemplo, ya tiene disponible una oferta para la casa propia, pero es una operatoria diseñada para todo el país no sólo para Mendoza.

Como sea, los allegados a la negociación dicen que antes o después la renovación por cinco años se concretará finalmente sin posibilidades de que se tome otro camino.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas